Además de control policial, el bloqueo se lleva a cabo con una improvisada obra en dos accesos. Recordemos que en Brinkmann se registró el segundo caso positivo del departamento San Justo.

El municipio de Porteña ordenó cerrar dos accesos al pueblo, el norte y el sur, inclusive con barricadas, en el marco de la cuarentena general que dispuso el Gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus. En tanto, permanece habilitado el acceso este, por bulevar Simón Daniele.

Esto, por una parte, se decidió luego de conocerse que en Brinkamnn se registró un caso positivo de coronavirus; antes, otro reportó Morteros. Por otro lado, «era algo que veníamos pensando hace algunos días», dijo el intendente Carlos Baigorria en diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO.

De esta manera el municipio se suma la decisión de aislarse que ya tomaron otros municipios como por ejemplo San Francisco, donde solo pueden ingresar quienes residan aquí o puedan justificar su estadía, aunque en este caso el control se realiza a través de la presencia de las fuerzas de seguridad.

«Fue una decisión consensuada entre el municipio, los vecinos y las instituciones», argumentó Baigorria.

Las autoridades de porteña indicaron que colocar montículos de tierra en los accesos sobre se lleva a cabo de manera preventiva y provisoria para evitar la propagación y el contagio del Covid -19.

Además, Baigorria recordó que «todos los días visitamos a aquellos vecinos que llegaron de viajes al exterior y cumplen la cuarentena». En Porteña son unas 40 las personas que están en esta condición.