Los choferes nucleados en la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor dispusieron continuar este martes con la medida de fuerza iniciada el pasado viernes. El reclamo original persiste: los empresarios no completaron el pago de los salarios de junio y el medio aguinaldo.

El Plenario General de Delegados de los trabajadores del servicio de transporte interurbano, nucleados en la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (Aoita), se reunió en la tarde de este lunes, tal como estaba previsto.

Tras el encuentro, se anunció la extensión de la «retención de servicios» ya iniciada el pasado viernes y que en la práctica es un paro de actividades, afectando al 90 por ciento de las empresas prestatarias, con la sola excepción de aquellas que pudieron completar el pago de los salarios de junio y el medio aguinaldo.

Según se indicó desde el gremio, al no haberse completado el pago de la totalidad de los sueldos de junio y el medio aguinaldo, la medida de fuerza se dispuso por otras 24 horas, con lo cual se totalizarán cinco días sin servicio de interurbanos en la provincia de Córdoba. De esta manera, ya en curso el receso invernal para actividades como la educación, y otros sectores del trabajo que cuentan con «vacaciones de julio», Córdoba no contará con transporte interurbano.

La medida de fuerza, que el gemio llamó «retención de tareas», es sin asistencia a los lugares de trabajo. 

Aoita, en el comunicado difundido este lunes confirmando la extensión del paro, convocó a las partes (la Secretaría de Transporte a cargo de Marcelo Rodio; los empresarios nucleados en Fetap; el Ente Regulador de Serivicios Públicos-Ersep) a una reunión en su sede gremial para este martes 9 de julio, para tratar de alcanzar algún punto de entedimiento y encontrar una salida al conflicto.

Trascenderon también las ingentes gestiones que realizan los empresarios ante la Provincia.

La Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap), insiste ante las autoridades del área Transporte de la provincia, a fin de obtener mayores recursos que puedan cubrir los subsidios que Nación bajó.

Asimismo, los empresarios reclaman el pago en término de los programas sociales vinculados al transporte, por caso el Boleto Educativo Gratuito, el Boleto Obrero o el destinado a Discapacitados.