El anuncio fue realizado en Villa María, junto con el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, y autoridades provinciales.

El ministro de Economía, Sergio Massa, presentó este viernes en Villa María el Programa de Impulso Tambero, que demandará una inversión de $9.160 millones para acompañar el fortalecimiento de los productores pequeños y medianos del sector.

El detalle de los anuncios estuvo a cargo del secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, acompañado por autoridades de la provincia y el intendente de Villa María, Martín Gill, tras una jornada de trabajo conjunto en la zona.

Massa destacó que “el año pasado, a pesar de la crisis, se batió el récord de exportación de leche desde la Argentina con 1.700 millones de dólares”, y que además “se llegó al segundo récord de la historia en producción de leche”.

No obstante, el titular de la cartera de Economía nacional dijo que si bien esos resultados son alentadores, “estamos frente a una crisis climática (sequía) que afecta a los tamberos y por eso la importancia de este Programa de Impulso Tambero “, dijo al expresar que “estar en el corazón lechero productivo de Argentina es una obligación”.

El Programa otorga una suma fija en pesos por litro de leche durante cuatro meses, de acuerdo dos estratos: aquellos que hayan comercializado hasta 1.500 litros por día, percibirán $ 15 por litro, quienes hayan vendido entre 1.501 y 5.000 litros por día, percibirán $ 10 por litro.

El monto máximo de compensación será de $600.000 mensuales por productor, y de esta manera, se compensará el promedio mensual de litros de leche vendida entre los meses de octubre de 2021 y septiembre de 2022.

En este marco, las autoridades visitaron el establecimiento familiar La Ángela, donde tuvo lugar un acto protocolar en el que se formalizó la entrega de más de 10 mil millones de pesos destinados al sector lechero local.

«Son la suma de esfuerzos de individualidades para conseguir un mejor resultado y además los que reinvierten y arriesgan año tras año. No la llevan fuera del país ni la guardan debajo del colchón, la reinvierten”, resaltó.

En ese contexto señaló que si hay una actividad federal en Argentina esa es precisamente la lechería, por lo tanto “hoy estamos en el corazón productivo de la Argentina”.

“La Argentina se construye sobre la base de la suma del campo y de la industria; no sobre la construcción de la pelea del campo y la industria, sino sobre la base de transformar a nuestro campo en pilar de la industrialización y el desarrollo”, remarcó.

Asimismo convocó al sector productivo del país a “poner cada vez más valor agregado en este mundo en el que la guerra de las proteínas nos da una enorme oportunidad”.

En otro tramo de su discurso especificó que el sector lechero argentino, además de exportar, produjo 189 litros por persona para todo el país, pero “sabemos que enfrentamos un problema como la alimentación de los animales; y la inversión pública tiene que estar utilizada para promover y sostener”, esa situación.

En ese sentido, dijo que con la presentación del Programa Impulso Tambero “permite devolverle la mitad de lo que paga el sector en retenciones en inversión pública”, que implica casi $10 mil millones para sostener la capacidad de alimentación durante los próximos 4 meses, es decir, $15 por litro por tambo los más pequeños, $10 por litro en los tambos más grandes.

Ese aporte va a permitir seguir produciendo y abasteciendo en esa enorme cadena que alimenta a los argentinos, y que de alguna manera también alimenta la fortaleza económica de la Argentina con las importaciones, remarcó y detalló que el programa “llega a 8 de cada 10 tamberos argentinos”.

Sobre el final consideró “muy importante entender que la Argentina necesita de todos. Nada bueno sale de las peleas, pero mucho bueno sale de trabajar juntos: Nos sentamos a la mesa con los productores, con los ministros de las provincias, sin mirar opiniones políticas”, aseveró.

Asimismo, reiteró que el Estado siempre va a estar para “invertir sus recursos para mantener de pie y hacer crecer a ese gran pulmón de la economía argentina que es la industria láctea, pero sobre todo a ese gran corazón del sector agropecuario argentino con el arraigo y por la tradición familiar que representan”.

Por su parte, Gill apuntó: “El lanzamiento de este programa es el reflejo de un Estado decidido a estimular la producción y la industria, puntales que marcan a nuestra Patria y contribuyen a la reactivación económica de la Argentina”. Al mismo tiempo, el jefe comunal enfatizó que “Villa María es la cuenca más grande del país, donde se produce el 25% de los productos lácteos que se consumen en la Argentina”. 

Llegado su turno, Bahillo resaltó “la importancia de estar cerca de los productores y de las entidades que representan a los sectores productivos”. “Cuando tomamos contacto con el territorio, las desiciones y las políticas que construimos son más acertivas”, aseguró.

De esta manera, el programa Impulso Lechero se presenta como una medida para promover el fortalecimiento de la cuenca lechera durante un período de cuatro meses.

Previo al anuncio, Bahillo, acompañado por el intendente villamariense, recorrió el Mercado de Abasto para reunirse con productores y explicar sobre los programas que cuenta la cartera nacional, como el caso del Aporte No Reintegrable (ANR), además de aportes para la compra de maquinarias agrícolas.

Los funcionarios también visitaron el establecimiento tambero del Grupo Mharnes para conocer el sistema de robotización que utilizan para el ordeñe.

Por su parte el ministro Massa, luego de los anuncios y destacar que la cuenca lechera del centro del país produce e industrializa el 25% de todos los productos lácteos que se consumen en la Argentina, se trasladó hasta la localidad de General Deheza para reunirse con el sector aceitero.

Otros aportes para el sector

Durante el acto, también tuvo lugar la entrega de aportes a través del Programa Nacional de Agregado de Valor para Cooperativas Agroindustriales (Coopar), impulsado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca. En este marco, representantes de cinco cooperativas de la región recibieron un monto de 167.739.521 de pesos.

Además, Massa hizo entrega a Gill de un aporte no reembolsable de 14 millones de pesos en el marco del proyecto denominado “Fortalecimiento Tecnológico para el Cinturón Hortícola Local”. Los fondos, serán destinados a la adquisición de maquinarias, asistencia técnica y mantenimiento por el período de dos años.

Cabe destacar que previo al acto en La Ángela, Gill y Bahillo visitaron el Clúster Quesero radicado en el Parque Industrial Logístico y Tecnológico (PILT), donde recorrieron las instalaciones de la planta de maduración de quesos que permite almacenar productos de Pymes lácteas de la región.

Durante el acto, también estuvieron presentes el ministro de Industria, Comercio y Minería de la Provincia, Eduardo Acastello, junto al ministro de Desarrollo Agrario de Buenos Aires, Javier Rodríguez, la secretaria de Agricultura de Santa Fe, María Eugenia Carrizo, y su par de Entre Ríos, Lucio Amavet.

Fuente: La Mañana