Incautaron 595 toneladas de porotos de soja sin documentación, por un valor de 50 millones de pesos, en Gutemberg y Eufrasio Loza.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desarticuló maniobras fraudulentas en la comercialización de granos por 600 toneladas valuadas en más de $55 millones de pesos, en controles realizados en Córdoba y Entre Ríos, informó hoy la AFIP a través de un comunicado.

Sin respaldo documental

Personal de la Dirección General Impositiva (DGI) y de la Dirección General de Aduanas (DGA), junto con la Policía provincial, detectaron en las localidades cordobesas de Gutemberg y Eufrasio Loza que 12 camiones con acoplado en convoy que carecían de la carta de porte electrónica necesaria para su traslado.

Los vehículos circulaban a 50 kilómetros del límite con Santiago del Estero en caminos no acordes para la logística de este tipo de mercadería, lo que haría presumir la intención de evitar a los inspectores de la AFIP en las rutas principales.

Los agentes del organismo interdictaron 595 toneladas de poroto de soja que no contaban con respaldo documental para circular.

El valor estimado de la materia prima incautada en los camiones que circulaban por Córdoba asciende a 50 millones de pesos.

Granos sin justificación

En el caso de Entre Ríos, durante un control rutero sobre la ruta Nacional 18 se detectó un camión que trasladaba 55 toneladas de soja, y que tampoco contaba con la carta de porte electrónica correspondiente.

El vehículo decía provenir de Córdoba y dirigirse a Misiones, pero no pudo justificar el origen de los granos; y como resultado de esa irregularidad, se interdictó la totalidad de la mercadería, cuyo valor ronda los $ 5,1 millones.