El titular del Palacio de Hacienda remarcó que Precios Justos le permitirá al Estado «recorrer un sendero a la baja en lo que más impacta en la vida de los argentinos que es la inflación».

El ministro de Economía, Sergio Massa, remarcó que resulta una «mentira que es magia bajar la inflación» y afirmó que su resolución vendrá de la mano de «política fiscal ordenada, acumulación de reserva y trabajo coordinado», en el acto de lanzamiento del programa Precios Justos, un acuerdo de precios que mantendrá a más de 1.700 productos con los mismos valores hasta febrero.

El titular del Palacio de Hacienda remarcó que Precios Justos le permitirá al Estado «recorrer un sendero a la baja en lo que más impacta en la vida de los argentinos que es la inflación».

Massa señaló que este nuevo acuerdo voluntario de precios que se extenderá hasta el 28 de febrero próximo, «resuelve uno de los problemas que tenemos en materia inflacionaria, no la inflación» ya que la misma – afirmó- «se resuelve con política fiscal ordenada, con acumulación de reservas y trabajo coordinado con las cadenas de insumo difundido».

En el acto de lanzamiento, desarrollado en el porteño Centro Cultural Kirchner (CCK), el ministro instó a las empresas de consumo masivo que no firmaron el acuerdo a que lo hagan para «no perder el mercado», ya que consideró que los consumidores se volcarán a los productos del mismo.

Según detalló el secretario de Comercio, Matías Tombolini, 102 empresas han manifestado su adhesión hasta el momento y anticipó que serán 114 al cierre de este viernes y 125 para la semana que viene.

«Hay 1.788 productos que forman parte de la canasta de Precios Justos que van a tener el mismo precio hasta febrero», precisó el funcionario refiriéndose al grupo de productos que se mantendrá sin modificaciones en sus valores.

Por su parte, las empresas que ingresen al programa solo podrán aumentar hasta un 4% mensual al resto de sus productos, abarcando así a otros 30.000, según señaló Massa.

Tombolini aseguró que el programa permitirá «garantizar el orden en los precios, previsibilidad y alivio en la mesa de los argentinos, abastecimiento, cuidar los dólares y evitar los abusos».

En la misma línea de Massa, afirmó que «no es un punto de llegada» sino «un punto de partida», y que permitirá «operar sobre las expectativas de inflación», tras tener «orden fiscal y acumulación de reservas».

Por otro lado, el funcionario subrayó la fiscalización que tendrá la iniciativa El secretario dijo que los intendentes tendrán la «potestad» para fiscalizar el cumplimiento «a lo largo y a lo ancho de la Argentina».

Fuente: Télam