La FPA realizó las detenciones en barrio Alto Alberdi. El viernes, en el departamento San Justo, hubo 13 allanamientos y 9 detenidos.

La Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) realizó este sábado un allanamiento, secuestró más de 500 dosis de cocaína y detuvo a dos hermanos, mayores de edad, acusados de comercialización de drogas. El procedimiento se llevó a cabo en la zona oeste del centro de esta capital.

El operativo, dirigido por el Ministerio Público Fiscal, se desarrolló en un domicilio ubicado en calle Ocaña al 1.000 de barrio Alto Alberdi.

En el lugar fueron detenidos dos hombres de 47 y 49 años y se incautaron varios envoltorios que contenían 510 dosis de cocaína, dinero y diferentes elementos presuntamente probatorios relacionados al fraccionamiento y comercialización de la sustancia.

En el dispositivo estuvo supervisado autoridades de la Fiscalía de Lucha contra el Narcotráfico del primer turno, quienes ordenaron la remisión de lo secuestrado y el traslado de los detenidos a sede judicial.

En Morteros y Brinkmann

Tras diversas investigaciones llevadas a cabo por personal de la FPA y dirigidas por el Ministerio Público Fiscal de la Provincia, se efectuaron 13 allanamientos en distintos puntos de las localidades de Morteros y Brinkmann.

Los procedimientos dieron como resultado el secuestro de marihuana, cocaína, armas de fuego y la detención de 9 personas, quienes serían integrantes de dos organizaciones dedicadas a la venta de drogas.

El dispositivo estuvo compuesto de 12 irrupciones en distintas viviendas de la ciudad de Morteros y en un inmueble de la localidad de Brinkmann.

Investigadores de la FPA cerraron 10 puntos de venta y, con la colaboracións de perros detectores de narcóticos de la División K-9, se logró el secuestro de 225 dosis de cocaína, 490 de marihuana, dos armas de fuego, cuatro vehículos, una motocicleta, dinero en efectivo por $ 459.380 y elementos de interés para la causa. El total de lo incautado asciende a $7.100.000. cautado asciende a $7.100.000.

Los detenidos serían miembros de dos organizaciones narco que operaban en Morteros y Brinkmann, en el departamento San Justo.

El operativo fue controlado por la Fiscalía de Lucha Contra el Narcotráfico de San Francisco, que dispuso la remisión de lo incautado a sede judicial y el traslado de los investigados bajo la imputación de venta de estupefacientes agravada por la participación de tres o más personas.