El ministro bonaerense y dirigente de La Cámpora pidió «indagar sobre la autoría intelectual, los objetivos, qué se hubiera desatado si se concretara el hecho» y alertó que «se buscó generar una situación de caos».

El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés «Cuervo» Larroque, consideró que Fernando Sabag Montiel, acusado de haber intentado asesinar a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, «no es un loquito suelto», si no que formaba parte de «algo más profundo y desarrollado», y reclamó que todos los sectores políticos «llamen a la reflexión y no relativicen un hecho tan grave».

«El atacante no era un loquito suelto. Era parte de algo más profundo y desarrollado. El intento de asesinato nos debe llamar a la reflexión. Hubo apresuramiento por tratar de relativizar un hecho tan grave», señaló Larroque en diálogo con Radio 10.

En ese marco, el funcionario pidió «indagar sobre la autoría intelectual, los objetivos, qué se hubiera desatado si se concretara el hecho».

«El atacante no era un loquito suelto. Era parte de algo más profundo y desarrollado. El intento de asesinato nos debe llamar a la reflexión. Hubo apresuramiento por tratar de relativizar un hecho tan grave»

«Es muy duro pensarlo, porque uno tiene amor por Cristina, pero hay que hacer el análisis político de qué hubiera pasado si ese disparo salía. Se buscó generar una situación de caos. Hay que analizar a quién beneficiaría eso«, observó el ministro bonaerense.

Larroque se refirió a la «Misa por la paz» que se realizará el próximo sábado en la Basílica de Luján y que fue convocada por el intendente de esa localidad bonaerense, Leonardo Boto, al afirmar que desde el oficialismo se «saluda esa convocatoria».

«No se trata de un acto, si no de una ceremonia que tiene el objetivo de llamar a la reflexión a todos los sectores políticos y sociales con influencia en los mecanismos de decisión. Tenemos que reflexionar y repensar la vida política argentina», indicó.

El funcionario señaló luego que «lo que ocurrió tiene que ser un ponto de inflexión en la democracia. El regreso de la violencia política o de un crimen político que no se pudo concretar, nos tiene que llamar a todos a la reflexión».

«Cristina representa no sólo ese liderazgo sino un bastión en términos de soberanía en un mundo que está convulsionado. No era un loquito suelto, era algo más profundo y desarrollado. Eso nos debe llamar a la reflexión», insistió Larroque

El titular de la cartera de Desarrollo de la Comunidad bonaerense rechazó luego que el oficialismo busque aprovechar políticamente «una situación tan dolorosa» y pidió encender «una alarma potente para evitar tiempos de violencia ya que el país ya vivió muertes políticas».

En declaraciones a Télam, Larroque evaluó que «lo más allá de lo shockeante, es analizar qué hubiera pasado con el país en términos políticos» si el ataque contra la Vicepresidenta se concretaba.

«Hubiera sido un escenario de absoluto caos en el país. Ahora hoy estamos en una situación compleja, tenemos que analizar si volvió la violencia política o el crimen armado, pasamos a pensar si hay que hacer política con chaleco antibalas en la Argentina. Hay que ser contundentes en materia judicial. Hay que decir basta, paremos la locura, refundemos la democracia Argentina y fijémonos en qué país queremos vivir», remarcó el funcionario bonaerense.