Es en el marco de lo ocurrido durante la primera protesta de las madres de los bebés fallecidos, cuando el legislador porteño ingresó al centro de salud.

Este miércoles se conoció una denuncia contra el legislador porteño Roberto García Moritán, por lesiones y amenazas. 

Las mismas habrían ocurrido supuestamente el 16 de agosto pasado, durante su participación en la primera protesta de las madres y padres de los bebés fallecidos, llevada a cabo en el Hospital Materno Neonatal.

Cabe recordar que ese día, apenas conocidas las muertes de bebés recién nacidos sanos, el economista viajó a Córdoba y fue uno de los centro de la escena cuando entró al centro de salud y a la oficina del director interino Esteban Ruffin exigiendo explicaciones para los familiares.

El hecho tuvo lugar también luego de la conferencia de prensa que realizó Juntos por el Cambio Córdoba, en la que exigieron la renuncia del ministro Diego Cardozo y el apartamiento del fiscal Raúl Garzón. 

La fiscal Silvana Fernández, a cargo de la investigación, aseguró a El Doce que por el momento García Moritán no fue imputado.

Además, la Justicia de Córdoba inició una búsqueda de los registros fílmicos de la intervención del legislador porteño en el Neonatal como pruebas para sumar al expediente.