Los manifestantes concentraron en Colón y General Paz y culminaron frente al Olmos. Se difrenciaron de la CGT, a quien acusan de “apoyar al gobierno”.

Entrada la tarde, columnas de organizaciones sociales nucleadas en el Polo Obrero, más partidos de izquierda, se concentraron en la esquina de Colón y General Paz. Desde allí, los manifestantes marcharon hasta la ex plaza Vélez Sársfield, concluyendo frente al Patio Olmos.

“El salario real es el más bajo en 12 años, la inflación interanual se proyecta en 95% y el gobierno amenaza congelar paritarias por 60 días e imponer aumentos por decreto”, sostuvo la dirigente Soledad Díaz en referencia a las motivaciones de la marcha.

Teniendo en cuenta que este miércoles se llevó a cabo frente al Congreso Nacional una concentración convocada por la CGT, la CTA y movimientos sociales cercanos al Frente de Todos, Díaz marcó las diferencias con ese sector: “Mientras la CGT marcha en apoyo al gobierno, nosotros marchamos contra el ajuste y en defensa del salario”.

Desde una de las organizaciones participantes, el Plenario del Sindicalismo Combativo, se criticó fuertemente a la CGT, en tanto consideran a la movilización que convocó en Buenos Aires como de “apoyo al gobierno”. Se pronunciaron “contra el pago al Fondo Monetario Internacional, por un plan de lucha y un paro nacional”.

Otras de los reclamos escuchados este miércoles en Córdoba, se refieren a un salario mínimo de 120 mil pesos y el 82 por ciento móvil para las jubilaciones.