Los forenses habrían determinado en dos cuerpos analizados “exceso de potasio”. Trascendieron indicios sobre la eventual responsabilidad de una enfermera.

El fiscal Raúl Garzón avanza en la investigación de la muerte de bebés en el Hospital Materno Neonatal «Ministro Dr. Ramón Carrillo» de barrio Poeta Lugones.

La Justicia ya contaría con los resultados preliminares de dos autopsias realizadas a recién nacidos que murieron en el nosocomio en junio pasado. Si bien son 11 los fallecimientos estudiados, sobre cinco bebés se centra la investigación, en tanto se trataba de recién nacidos sanos y cuyas madres tampoco presentaron problemas en el parto y habían realizado sus controles previos de manera regular.

Las autopsias sobre los cuerpos de dos bebés, los últimos fallecidos, con decesos informados el 6 de junio. indicarían la detección de un “exceso de potasio”, que no se corresponde a una muerte por causa natural.

Por otra parte, este viernes trascendió que se investiga la conducta de una profesional de enfermería. La mujer ya fue identificada, aunque no pesa sobre ella ninguna imputación por el momento.

Las sospechas tienen que ver con que la investigación determinó que la profesional enfermera intervino en todos los casos investigados. 

En cuanto al dato de las autopsias referido a la presencia de potasio con presencia superior a los valores corrientes, también se pudo saber que los índices observados en los cuerpos de los bebés solamente podrían deberse a una acción externa, como la inoculación de algún compuesto.