La directora de Asuntos Jurídicos del Senado aseguró que se enteraron que «tenían una relación amistosa frecuente con el expresidente Macri», en tanto el abogado consideró que el fiscal Diego Luciani «debería haberse excusado» en la causa vialidad.

La directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, se refirió este lunes a la recusación que hizo la vicepresidenta Cristina Kirchner contra un juez y un fiscal en la causa donde se investigan presuntas irregularidades en la concesión de obra pública e indicó que “tener trato frecuente con una de las partes debió llevar a los jueces a no intervenir”.

“Los jueces tienen que ser imparciales y los fiscales tienen que custodiar la legalidad del proceso. La imparcialidad de los jueces es una obligación legal inexcusable y tener trato frecuente con una de las partes debió llevar a los jueces a no intervenir”, sostuvo Peñafort al hablar por El Destape Radio.

En este sentido, prosiguió: «Nos enteramos que tenían una relación amistosa frecuente con el expresidente (Mauricio) Macri, que actuaba como parte de la acusación”.

La defensa de la vicepresidenta recusó al fiscal Diego Luciani y al juez del Tribunal Oral Federal 2 Rodrigo Giménez Uriburu en el marco del juicio oral por supuestas irregularidades en la obra pública de Santa Cruz entre 2003 y 2015.

La recusación llegó luego de la publicación de una nota periodística con imágenes en las que se ven a estos dos integrantes del Poder Judicial jugando el fútbol en la quinta Los Abrojos de Macri.

“Los jueces tienen que ser imparciales y los fiscales tienen que custodiar la legalidad del proceso. La imparcialidad de los jueces es una obligación legal inexcusable y tener trato frecuente con una de las partes debió llevar a los jueces a no intervenir”Graciana Peñafort

Peñafort agregó que «el deber de imparcialidad no sólo tiene que garantizar que no haya parcialidad, sino que le tiene que dar certeza a la parte que está siendo juzgada por un juez imparcial”.

Asimismo, consideró que “las partes tienen que tener confianza en el juez, y el mero temor del las partes amerita pedir la recusación y que se conceda”.

Al analizar la situación planteada por esta recusación, Peñafort argumentó que “esto se ha desdibujado porque el Gobierno de Macri tuvo relaciones promiscuas con miembros del Poder Judicial».

Explicó que, “a criterio de Cristina (Kirchner), esto pone en duda la imparcialidad del juez que la está juzgando y la obligación de legalidad del fiscal que la está acusando”.

“No sólo dice que tiene una duda sino que está acreditando el origen razonable de la duda”, opinó.

Asimismo, consideró que “jugar un partido de fútbol implica comerse un asado, tener una relación”, y se preguntó: “¿Cómo acreditás que no se habló de la causa, que no se intercambiaron teléfonos?”.

Peñafort remarcó que “la necesidad imperiosa de empujar la persecución judicial que tuvo el Gobierno de Macri con Cristina hizo que hicieran todo mal”.

Al ser consultada sobre cómo seguirá la recusación, explicó que “el propio Tribunal debe definir si hace lugar a la recusación y luego, si lo rechazan, está la instancia de Casación, que está llena de jueces que están en las visitas a Olivos y la Casa Rosada” durante el Gobierno de Macri.

Peñafort explicó que si la recusación es rechazada también en la instancia de Casación queda la alternativa de apelar ante la Corte Suprema, aunque también cuestionó a esa máxima instancia judicial al decir que “está plagado de llamadas» entre Fabián «Pepín» Rodríguez Simón, ex asesor judicial de Macri, y miembros de ese tribunal.}

Los Abrojos la quinta donde Mauricio Macri jug al ftbol con los jueces Foto Archivo

Los Abrojos, la quinta donde Mauricio Macri jugó al fútbol con los jueces. Foto: Archivo

Por su parte, el abogado Gregorio Dalbón consideró este lunes que el fiscal Diego Luciani «debería haberse excusado» en la causa de Vialidad por el vínculo personal que mantiene con el juez del Tribunal Oral Federal 2 Rodrigo Giménez Uriburu, y adelantó que «van a seguir saliendo» más pruebas que demuestran «todas las miserias que están haciendo para tratar de condenar» a la vicepresidenta Cristina Fernández.

«Si este hombre (Luciani) tenía ese nivel de confianza y amistad con el presidente del Tribunal, debería haberse excusado él, no esperar una recusación de un tercero. Esto se hace cuando sos una persona de bien, tenés que excusarte», afirmó el letrado, que representa a la vicepresidenta en causas civiles, en declaraciones a radio AM 530.

Dalbón manifestó que la cercanía evidenciada en las imágenes de esos funcionarios judiciales en un torneo de fútbol organizado en la quinta Los Abrojos, propiedad del expresidente Mauricio Macri, representa «cuestiones prohibidas por la ley porque afectan el libre proceso de la legitima defensa».

«Si este hombre (Luciani) tenía ese nivel de confianza y amistad con el presidente del Tribunal, debería haberse excusado él, no esperar una recusación de un tercero. Esto se hace cuando sos una persona de bien, tenés que excusarte»Gregorio Dalbón

«Está en los parámetros del reglamento del Ministerio Público Fiscal y de la ética profesional de cada uno de ellos. No podés sentarte con un fiscal a manejar un juicio de esta naturaleza siendo amigo. Si juegan al fútbol descuento que hablan por teléfono, que se juntan, que van a asados teniendo en cuenta todo el folclore alrededor del fútbol. Este hallazgo echa por tierra la legalidad del proceso», subrayó.

En ese sentido, Dalbón sostuvo que si el fiscal «dice alguna estupidez», Uriburu «no lo va a frenar o pedirle que no se desvíe de la línea argumental del proceso como debería si realmente es objetivo», así como tampoco le diría que «por favor no hace falta que grite que está en un Zoom».

«Hay muchas cosas que un juez podría haberle dicho a este hombre que quiso simplemente ser tapa de diario y hacerse un poco famoso. Es un papelón jurídico que Luciani salga a gritar como lo hizo», remarcó el letrado.

Además, Dalbón aseguró que «no van a encontrar ninguna prueba» contra la vicepresidenta porque «es inocente».

«Este hombre gritándole a la computadora está grabado, filmado y esto que salió el domingo (publicado en el diario Página/12) es una cuota porque van a seguir saliendo más cosas, todas las miserias que están haciendo para tratar de condenar a Cristina. No es fácil condenar a una persona inocente», manifestó.

Dalbón sostuvo que «si fuesen inteligentes» ambos funcionarios judiciales deberían «dar un paso al costado» y expresó que si «siguen así, van a terminar presos».

Los abogados Carlos Beraldi y Ary Llernovoy, que representan a Cristina Fernández en esta causa, reclamaron que los dos se aparten del juicio y que se declare nulo todo lo hecho por ambos en el caso, ante la supuesta pérdida de objetividad e imparcialidad a raíz de la difusión de las fotografías del equipo de fútbol que integran en la quinta de Macri.

«En algún momento llega. Fíjate que al (juez y exministro) Sérgio Moro se le está haciendo un proceso. Les debería dar vergüenza porque va a empezar a aparecer en los diarios de todo el mundo, no sólo en Argentina. Estamos trabajando para que toda Latinoamérica sepa lo que está pasando con Cristina. En algún momento van a pagar el daño que están causando», completó.