«Ante una devaluación encubierta y al borde de una hiperinflación: paro y plan de lucha nacional de ocupados y desocupados», indicaron desde el Frente de Izquierda.

Movilización

Este jueves organizaciones sociales y políticas marcharon por el centro de Córdoba en contra del ajuste en la economía, por mejoras salariales y el cese de la criminalización de la protesta.

«La Unidad Piquetera refuerza el plan de lucha», indicó Soledad Díaz Garcia durante la movilización y aclaró que «la lucha es el camino para quebrar el ajuste».

«Ante una devaluación encubierta y al borde de una hiperinflación: paro y plan de lucha nacional de ocupados y desocupados», difundió la abogada y legisladora provincial del Frente de Izquierda.

En esa línea, Marisa Cariddi, militante territorial y coordinadora provincial del Movimiento Libres del Sur / Barrios de Pie de Córdoba, manifestó previamente que frente a la «profundización del ajuste sobre los sectores populares» esta organización, junto a otras, se moviliza para solicitar «equiparación del Salario Mínimo Vital y Móvil con la canasta básica de alimentos, el repudio de la persecución y criminalización de la protesta de las organizaciones y sus referentes, y la reactivación del programa Potenciar Trabajo».

La marcha se enmarcó en una jornada de movilizaciones nacionales.

La rama Autónoma de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA-A), por su parte, lleva adelante una jornada nacional de asambleas para demandar la puesta en marcha de un salario universal, el aumento salarial para trabajadoras y trabajadores privados y públicos, el aumento de la emergencia a jubilados y un aguinaldo para beneficiarios del salario social complementario.