Es en la escuela Gregoria Pérez y Anexo IPEM 109, de La Argentina. Advierten que están sin luz por un importante fallo en el suministro de energía eléctrica, además de fallas edilicias, de seguridad, de limpieza y conectividad.

 

En una escuela rural de La Argentina, en el departamento Río Cuarto, denuncian importantes fallas y, por tal motivo, decidieron suspender el dictado de clases hasta que esos problemas se solucionen.

Se trata de la escuela Gregoria Pérez y Anexo IPEM 109. Allí fueron a verificar problemas eléctricos y de calefacción.

Así lo explicaron mediante una carta enviada al Gobierno de Córdoba, donde relataron que encendieron los aires acondicionados, las estufas y una computadora e inmediatamente se cortó el suministro de energía. Saltaron las llaves térmicas y hubo cortocircuito.

La escuela quedó completamente sin luz y no se trata de un problema nuevo sino que es algo constante. Por ese motivo, entre otros problemas, los alimentos del PAICor pierden la cadena de frío y los artefactos eléctricos corren el riesgo de quemarse.

Si bien ese es el mayor de los problemas, aún así tiene otros. Por un lado, una de las puertas de ingreso no tiene vidrio y a otra le falta la cerradura, por lo cual tienen que cerrarla con cadena y candado.

Además, hay humedad en las paredes y caída de revoque en algunas zonas. Las estufas a leña están en malas condiciones y no les proveen la leña, por lo que tienen que usar los de la poda de los árboles.

A su vez, advierten por la falta de transporte y los alumnos deben asistir caminando, recorriendo 6 km o más.

Los alumnos de la secundaria tienen la especialidad informática pero no tienen internet, por lo que deben utilizar Conectividad Córdoba Rural de Nivel Primario y no les alcanza para descargar material ni para navegar.

Por otro lado, no le son provistos con frecuencia los elementos de limpieza necesarios y muchas veces los auxiliares deben comprarlos. 

En la carta, las autoridades solicitaron la limpieza del lugar, poda de árboles y revisión de la cámara séptica.

Por todos estos motivos es que las autoridades de la escuela decidieron suspender el dictado de clases por lo menos el problema del suministro de energía eléctrica, según explicaron en la carta escrita a mano.