El diputado nacional participó junto a Axel Kicillof de un acto en Los Toldos, en el marco de un homenaje a Eva Perón por el 103 aniversario de su natalicio.

“Quería recordar cómo conocí a Eva. Vengo de un hogar sumamente peronista, pero con mucho debate. Si algunos se asustan con lo que ven ahora…”, destacó Máximo Kirchner, presidente del PJ bonaerense y líder de La Campora, al referirse a las diferencias dentro del oficialismo, en concordancia con lo expuesto este viernes por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en Chaco.

La mención a Evita no fue casual, el discurso se dio en el Museo Provincial Casa Evita en Los Toldos, en el marco del homenaje a Eva Perón por el 103 aniversario de su natalicio, en el cual también participó el gobernador bonaerense Axel Kicillof. En el centro de su alocución estuvo la necesidad de que  «el pueblo recupere poder adquisitivo. Hay que subir los salarios y lo que no hay que romper es la solidaridad entre el que tiene trabajo registrado y el que no lo tiene”.

«Siempre digo que la vida conmigo ha sido muy generosa, no porque me permitió ver a Cristina y Néstor presidentes, sino porque me ha permitido ver que cuando se es presidente se pueden hacer las cosas e ir para adelante, nunca les tembló la pera a la hora de defender a la gente y a los trabajadores», reflexionó el diputado nacional.

Máximo añadió que «la política es poder verse, debatir, pelearse y después amigarse. Para poder tener esas verdades relativas, necesitamos los ámbitos. Sepamos que los debates políticos que tenemos que dar deben ser de cara a nuestra sociedad. Pero no sólo de cara sino integrando a nuestra sociedad a ese debate porque, cuando la gente participa se reduce el margen de error de nuestras dirigencias».

Axel Kicillof: «Nadie puede olvidar para qué ganamos las elecciones»

Luego del discurso de Kirchner, Kicillof tomó la palabra: «Evita abrió un camino por derecho propio, como dirigente política conquistó el voto de las mujeres, abrió un partido. Es por su tarea y su obra que hoy la recordamos».

El gobernador señaló que «Los que no comparten nuestra banderas no entienden por qué reivindicamos a Evita, como si quererla y tenerla presente fuera un capricho y se olvidan de su inmensa obra».

«Convirtió aquello que se llamaba caridad en un derecho y hoy vengo a reafirmar que para el gobierno de la provincia de Buenos Aires donde hay una necesidad, hay un derecho y donde hay un derecho hay una obligación de quienes tenemos responsabilidades. Nadie se puede olvidar de para qué ganamos las elecciones. Fue para hacer valer esos derechos», expresó.

Del acto participaron además la vicegobernadora, Verónica Magario; la presidenta del Instituto Cultural, Florencia Saintout; la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; y el intendente local, Franco Flexas.