Por Daniel Cerutti

 

Fue el año en que Fangio regresó triunfal desde Europa. Fue el año en que Sucesos Argentinos filmó el documental «Playas Tierra Adentro» en Miramar Córdoba laguna de Mar Chiquita República Argentina. El equipo de filmación se alojó en el Hotel Alemán y dejó un escrito testimonial con un dibujo de la carita de Patricia, una niña pequeña, hija de algún integrante del equipo.

Fue Enrique Teodoro Schmidt el alemán que protagonizó todas las etapas de la Pensión/Hotel Alemán quien me narró lo acontecido definiéndolo: «Serena armonía familiar en un marco idílico, un niño angelical».

Fue hace muy poco que leí en el registro del Hotel* el escrito de Sucesos Argentinos y el testimonio de la mamá de Carlitos «el ángel rubio», el único Robledo Puch vivo y en la cárcel desde hace 50 años.

El con su madre y su abuela pasaron vacaciones de Marzo en Miramar disfrutando del entorno mágico que los albergaba. Todos sabemos que cuando, en esa época del año, la naturaleza decide regalar belleza, el cielo, el vuelo de flamencos, la temperatura, la brisa del mar se entrelazan para que nadie dude de estar en el paraíso y si a esto le sumamos los servicios y la contención del personal del ex Hotel Alemán, podemos decir que todo conspiraba para que al final de las largas vacaciones de Marzo, la mamá de Carlos Robledo Puch dejara estampado su agradecimiento manuscrito en alemán en el Gästebuch del Hotel*, era su primer vez en el lugar y deseaba regresar en el 1957. Al dejar sus impresiones lo hizo en nombre también de Carlitos y su abuela.

El escrito está en la página paralela a la dedicatoria de Sucesos Argentinos con el bello rostro de Patricia hecho a lápiz, rodeado de cuatro chupetes en una panorámica de la laguna. El dibujo refleja la atmósfera y la serena belleza del entorno. Si los cuatro chupetes eran una metáfora de su edad tenía la misma edad de Carlitos y la vida la habrá también alcanzado.

Fuente: regionalisimoenlinea