«El lago es público», dijo la titular de Abuelas de Plaza de Mayo y agregó que los organismos de derechos humanos acompañarán «lo que se proyecte» para revertir la situación.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, consideró este martes que el accionar del millonario Joe Lewis en Lago Escondido es una «situación de apropiación de nuestras propias tierras» y subrayó que los organismos de derechos humanos acompañarán «lo que se proyecte» para revertir la situación.

«El lago es público, siempre con la ley en la mano tenemos que asociarnos para combatir esto y lo que se proyecte lo vamos a acompañar. No nos debe robar los lagos un señor con mucho dinero«, dijo la referente en declaraciones a Radio 10.

El domingo un grupo de 25 manifestantes que se dirigían hacia Lago Escondido, a través de un camino público, fueron agredidos por un grupo de civiles armados y a caballo que pertenecen a la guardia personal de Joe Lewis.

La secretaría de Derechos Humanos de la Nación denunció este lunes el hecho y remarcó -vía Twitter- que la comitiva se encontraba «en un camino autorizado por la Justicia para poder acceder al lago».

Para Carlotto, «no hay que bajar los brazos, no nos debemos dejar dominar» porque «eso es del tiempo de la colonia».

«No pueden ser los actos de patoterismo que hemos vivido en estos días. No hay que callarse, siempre tenemos que evitar que sucedan cosas desagradables», concluyó.

«Interceptados y hostigados»

Leandro Rachid, hijo del médico sanitarista Jorge Rachid, uno de los integrantes de la manifestación en Lago Escondido que fue agredida por la guardia personal de Joe Lewis, afirmó que «están bien de salud», si bien le informaron que su padre «se había descompensado» este lunes.

«Están a la espera de que llegue una brigada de Bomberos de Montaña para bajarlo a mi viejo», agregó Rachid sobre la situación a la agencia Télam.

En ese marco, Leandro Rachid informó que hoy mismo su padre bajaría del camino del Lago Escondido con ayuda de los bomberos y «los demás estaban viendo cómo bajaban».

La comitiva de manifestantes participaba de la Sexta Marcha de Expedición por la Soberanía del Lago Escondido y se encontraba en un camino autorizado por la Justicia cuando fueron agredidos el domingo, según denunció la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación ese mismo día.

Los manifestantes que participaban de la protesta fueron «interceptados y hostigados» por personas que responden al empresario británico Lewis y que desde el domingo por la tarde no tienen comunicación con ellos “porque les bloquean la señal de los celulares”, había contado Gabriela Dueñas, pareja del médico sanitarista.