La secretaria de Derechos Humanos de la Nación indicó que hubo agresiones y amenazas a un grupo de personas que marchaban hacia Lago Escondido.

“Hace instantes nos ingresaron denuncias de personas que se encuentran en este momento en el camino de montaña rumbo al Lago Escondido, en tierras de Joe Lewis”, dijo la secretaria de Derechos Humanos de la Nación.

“Más de 40 personas de civil llegaron al lugar con armas de fuego para amenazar y que no continúen la travesía», relataron. Desde la secretaria explicaron que “es un camino autorizado por la Justicia para poder acceder al lago”.

“Ya solicitamos a las autoridades de la provincia de Río Negro que garanticen la seguridad y libre circulación de todos ellos”, agregaron.

«Se trata de cincuenta individuos que rodean y hostigan a las y los compañeros que van por la columna de montaña presionando para que regresen. Ahora se está presentando un Habeas Corpus para resguardo de su seguridad», sumaron.

Para este lunes, estaba prevista la sexta “marcha al Lago Escondido en defensa de la Soberanía por el camino de Tacuifí”.

En 2019, se cumplieron diez años del fallo que ordenó al estado de la provincia de Rio Negro y a la empresa Hiddeen Lake -propiedad de Joe Lewis- abrir el camino Tacuifí, para garantizar el acceso al lago Escondido.

Julio César Urien, líder de la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (Fipca), una de las entidades organizadoras de la movilización hacia Lago Escondido, había explicado a Télam que el propósito de la marcha es denunciar que los ciudadanos argentinos no tienen acceso a ese lugar.

«Nosotros decimos que la marcha al Lago Escondido es una causa en defensa de la soberanía nacional, que hoy es un enclave británico de Lewis y donde los ciudadanos argentinos no pueden ingresar», afirmó.

Bajo la consigna «en defensa de la soberanía nacional», dirigentes y militantes de diversas organizaciones sociales, sindicales y políticas iniciaron la sexta Marcha al Lago Escondido, en Río Negro.