La iniciativa tiene como autores a Orlando Arduh, Silvia Paleo, Dario Capitani, Raúl Recalde y Alberto Ambrosio. Se aprobó al finalizar la sesión con los votos de Hacemos por Córdoba y parte de la oposición.

La legislatura de Córdoba aprobó en la última sesión del año uno de los proyectos más polémicos de todo el ejercicio 2021: la regularización de los juegos y apuestas online en la provincia.

La propuesta como autores a los legisladores Orlando Arduh, Silvia Paleo, Dario Capitani, Raúl Recalde y Alberto Ambrosio, todos integrantes de Juntos por el Cambio, y se aprobará al finalizar la sesión con los votos de Hacemos por Córdoba.

La presentación generó un fuerte rechazo de todo el arco opositor y una buena parte de los actores sociales y políticos de Córdoba. La propia Pastoral Social emitió fuertes comunicados en contra del proyecto que permitirá la “explotación” del juego online “podrá ser efectuada por personas humanas o jurídicas, entidades públicas o privadas, con domicilio constituido en la provincia de Córdoba”.

La escalada de declaraciones tomó tal calibre en las últimas horas que, incluso, tuvo consecuencias internas en el principal espacio opositor cordobés. El radicalismo y el Frente Cívico pidieron que el proyecto sea retirado, en tanto que el PRO (cuyos representantes avalaron la iniciativa con sus firmas) pidió “un mayor debate con todos los actores sociales involucrados”.

Orlando Arduh, por su parte, fue desafiliado de la UCR temporalmente luego de una decisión del Tribunal de Conducta del partido que basó su decisión en » haberse negado a retirar el proyecto que presento para legalizar el juego clandestino online y que mañana será tratado en la legislatura de Córdoba”. Además, lo citó para presentarse al tribunal partidario el próximo 4 de febrero, a fin de resolver su situación.

Posiciones a favor y en contra

El presidente del Bloque Juntos por el Cambio, Orlando Arduh defendió el proyecto durante el debate y resaltó que «el Estado tiene el deber de regularizar el juego online».

«(Los radicales) me suspendieron la ficha por presentar un proyecto de ley. En Córdoba prefieren esgrimir razones morales. Mientras más luz se eche sobre el juego, más transparente será el procedimiento. Salvo que quieran dejar todo en un oscurantismo medieval», sentenció.

“Lo cierto es que muchos menores hoy están sin control en estas plataformas, que las grandes y pequeñas empresas ponen a disposición sus servicios sin tributar un solo centavo al Estado provincial. Tergiversar el debate, impedir su tratamiento, es desconocer lo que efectivamente está ocurriendo, como si algún artilugio mágico, dejar de hablar sobre el tema o dilatar su discusión, obrara el milagro de que desapareciera y disminuyeran los porcentajes de pobreza en nuestra provincia“.

Y agregó Arduh: “La verdad es que el supuesto al que la mayoría se aferra sobre que aumentará la pobreza es justamente eso: un supuesto que, para la tranquilidad de todos, una vez que la ley comience a aplicarse, si es necesario, se harán todas las modificaciones que hagan falta para ir en contra de ese flagelo estructural, y hacer de esta ley la mejor posible”.

Marcelo Cossar rechazó la iniciativa y afirmó que con su aprobación se promueve desde lo político la generación de un deterioro social enorme. «Le están dando una navaja a un mono. Es un proyecto debatido de una manera oscura», remarcó.