El joven de 17 años fue asesinado a manos de la Policía en el barrio porteño de Barracas. «No quiero venganza, pido justicia nada más», sostuvo Mario González, padre del adolescente.

Familiares y amigos de Lucas González marchan este lunes hacia Tribunales para pedir justicia tras el asesinato de joven a manos de la Policía. El crimen ocurrió el pasado miércoles en el barrio porteño de Barracas.

La convocatoria fue realizada el pasado viernes por Mario González y Cintia López, padres de Lucas, quienes se movilizaron hacia el Palacio de Tribunales, en el centro porteño, portando una vela.

«No quiero venganza, pido justicia nada más. Esto no es política ni grieta. Soy villero, humilde y trabajador. Les agradezco de corazón porque sin ustedes no podríamos hacer esto posible», sostuvo Mario.

«Acribillaron a mi hijo. El último día que lo vi me pidió que le hiciera unas empanadas para ver la Selección. Mi hijo no era ningún delincuente», remarcó por su parte Cintia, madre de Lucas.