El presidente destacó el trabajo realizado en la pandemia, celebró las medidas para realzar los derechos de las minorías y apuntó duramente contra la oposición.

El presidente Alberto Fernández se mostró firme de cara a las próximas elecciones legislativas y dio un mensaje de unidad durante el plenario del Frente de Todos, en la provincia de Buenos Aires. «Pese a todo lo que nos pegaron, nos lastimaron y a las piedras que nos pusieron, nosotros estamos acá de pie», afirmó al cerrar el acto.

Siguiendo por la misma línea, el jefe de Estado manifestó: «Tenemos que salir y caminar para el frente con toda la esperanza que siempre hemos tenido porque hay otra vida, la vida que queremos, que no es ésta ni la que nos precedió cuando llegamos». También, pidió que durante la campaña «no vayamos con dudas» y destacó que a pesar de la pandemia por COVID-19, no hay que olvidarse de lo realizado «porque fue inmenso».

Entre las medidas realizadas por el Gobierno aparece la inversión para obras hídricas «multiplicada por 7», más de 38 mil millones de pesos para la seguridad -donde se mencionan 3 mil patrulleros y 30 mil cámaras de seguridad- y los refuerzos a los hospitales y sistema de salud, entre otras. «Le devolvimos a la Provincia el punto de coparticipación que le correspondía. Y no fue por un decreto, fue por una ley», señaló sobre el distrito que lidera actualmente el gobernador Axel Kicillof.

Más allá de disparar duramente contra el macrismo, que dejó a la Argentina en crisis tras cuatro años de gobierno, también recordó: «Alguien me recomendó que dejara que se contagien los que se tuvieran que contagiar pero que no cerrara la economía. Así valoran la vida, nosotros la valoramos de otro modo». Y volvió a destacar sobre el futuro del país: «La economía se va a recuperar, lo que no vamos a recuperar son las vidas que se pierden». Recordemos que el Gobierno determinó realizar un espacio de memoria para lo más de 100 mil fallecidos por la enfermedad.

Más allá de esto, Alberto Fernández dejó en claro que no se hizo a un lado la economía y la crisis general del país. «Cuando la economía se frenó no nos hicimos los distraídos, creamos el ATP y el trabajo formal solo se redujo dos puntos, que se están recuperando. También nos dimos cuenta de que muchos argentinos y argentinas trabajaban en la informalidad. Fuimos a buscarlos, no estaban registrados, eran 9 millones. Estuvimos al lado de ellos con el IFE, auxiliándolos para sobrellevar ese momento ingrato», enumeró. A su vez destacó el poner en marcha la obra pública y señaló: «El 70% estaba parada; así nos robaban, ladrones de guante blanco».