Así lo anunció este viernes el Gobierno provincial. Será en los niveles inicial, primario y especial. Los secundarios volverán a las aulas sólo en ciudades o conglomerados que tengan menos de 30 mil habitantes.

El vicegobernador Manuel Calvo anunció este viernes cómo seguirán las restricciones en la provincia de Córdoba desde el próximo lunes 31 de mayo, cuando finalice el Decreto de Necesidad y Urgencia que estableció medidas a nivel nacional para contener el crecimiento de casos de coronavirus en el país.

En ese marco, desde el Ministerio de Educación informaron que, en el marco de las disposiciones sanitarias tomadas por el Gobierno provincial, y a pesar del pico de contagios que tiene lugar en la provincia, donde los casos acumulados llegaron este viernes a casi 300 mil, desde el lunes volverán las clases presenciales en los niveles inicial, primario y especial.

De esta manera, queda exceptuado de la presencialidad el nivel secundario en poblaciones de más de 30 mil habitantes y sus áreas de influencia.

En este sentido, en las siguientes localidades, los jardines de infantes y escuelas primarias tendrán clases como lo venían haciendo y las escuelas secundarias funcionarán en la modalidad de escuela remota, durante la semana comprendida entre el 31 de mayo y el 4 de junio:

Córdoba
La Calera
Malagueño
Saldán
Mendiolaza
Villa Allende
Río Cuarto
Las Higueras
Santa Catalina – Holmberg
Río Tercero
San Francisco
Villa Carlos Paz
Villa María
Villa Nueva
Bell Ville
Alta Gracia
Cruz del Eje
Villa Dolores
San Pedro
Jesús María
Colonia Caroya
La suspensión de la presencialidad afecta a 466 escuelas secundarias, que representan el 45,4% de los centros educativos del nivel (1.026) y a 208.918 estudiantes, de una población de 336.081 alumnos y alumnas (62,2%).

En todos los casos, las escuelas de modalidad especial estarán abiertas y a disposición de aquellas familias que decidan enviar a sus hijos.

La Comisión Provincial Educación Salud creada a través de la Resolución conjunta 947/2021 continuará monitoreando, de manera multidisciplinaria, la situación epidemiológica y cotejándola con los indicadores sanitarios previstos. En función de las atribuciones establecidas, informaron que indicará la suspensión de la presencialidad en aquellas escuelas o localidades donde la situación imperante lo requiera.