El ministro de Seguridad valoró el descenso de la circulación en toda la provincia, pero aclaró que hay grupos «renuentes» que tienen «desprecio hacia la vida de los demás».

El ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, valoró este lunes el descenso de circulación en toda la provincia en cumplimiento con el DNU que establece restricciones hasta el próximo 30 de mayo. No obstante, reconoció que hay grupos «renuentes» que tienen «desprecio hacia la vida de los demás».

En ese marco, el funcionario señaló en declaraciones a Cadena 3, que se desactivó  un total 130 eventos en todo el territorio y se detuvo a 82 personas, 35 en la capital y 47 en el interior. Cifra que se fue actualizando tras el reporte de la Policía de Córdoba realizado este lunes a la mañana.

En ese sentido, recordó que las detenciones son para quienes organizan las fiestas clandestinas, aunque la imputación abarca a todos los presentes. «Se han labrado más de 800 multas a lo largo del fin de semana. En todo el territorio provincial trabajamos con fiestas clandestinas», remarcó y lamentó que en muchos lugares la Policía fue repelida con agresiones de todo tipo.

«Lejos de labrar actas, la Policía procura hacer cesar la situación y evitar a las personas más violentas para salir del lugar de conflicto», reflexionó.

Por otra parte, manifestó que en las rutas tuvieron que hacer regresar a personas que llegaban sin autorización, con el propósito de hacer turismo. «Se les explicó que eso no estaba permitido, estaba vedado y eso pasó en distintos límites de la provincia. Sobre todo en la autopista Rosario-Córdoba», describió.