Finalmente, el represor Jorge Balla, condenado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar, cumplirá la prisión domiciliaria en la localidad de San Francisco, según informa el portal Aire de Santa Fe.

Mediante la Resolución Nº 96/21, firmada por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe el pasado 4 de abril, se dispuso “autorizar que la prisión domiciliaria que viene cumpliendo el condenado Jorge Alberto Balla continúe cumpliéndose en el domicilio de calle… Nº …de la localidad de San Francisco, Pcia. de Córdoba”.

Siempre según publica Aire de Santa Fe, en los considerandos de la Resolución, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe justificó su pedido en razón de las actuaciones labradas por la justicia provincial y notas periodísticas que se dieron a conocer en los medios de comunicación respecto a las denuncias efectuadas por su vecina y el pedido la esposa del referido Balla, a los fines de resguardar su vida y salud.

Para tomar tal medida, el Tribunal tomó en cuenta el informe socioambiental practicado por personal de la Policía Federal Argentina y el informe técnico de viabilidad efectuado por la Dirección de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, sobre el domicilio propuesto en Córdoba.

En 2019, el Tribunal Oral de Santa Fe dicta cuatro cadenas perpetuas en el marco de la causa por la masacre de Ituzaingó y Las Heras. Condenó a tres militares: el coronel Ramón Abel Recio, el sargento Jorge Alberto Balla y el cabo Luis Alfredo Gómez.

En enero del corriente año, Aire Digital informó que la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación presentó ante el Tribunal Oral Federal de Santa Fe y la Fiscalía federal, a cargo de Martín Suárez Faisal, un dictamen técnico acerca de la necesidad del cese del beneficio de la prisión domiciliaria para el condenado por crímenes de lesa humanidad, Jorge Balla. El pedido estaba basado en las múltiples violaciones a sus obligaciones y la grave situación a la que somete a una familia.

El informe fue originado por una denuncia presentada por una familia vecina del represor. El viernes 15 de enero del 2020, el denunciante se comunicó telefónicamente con la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación para manifestar su inseguridad y para reclamar una solución. La denuncia indica que a partir de mediados de junio de 2020, la relación de vecindad con la familia de Balla se había tornado “conflictiva”, incluyendo episodios de discusión verbal y pelea física, en la vereda de los inmuebles ubicados en calle Gaboto al 6700 de la ciudad de Santa Fe.

El 12 de marzo se llevó a cabo una junta médica para determinar el estado de salud del represor condenado y establecer si estaban dadas las condiciones para confirmar la prisión domiciliaria o bien, trasladarlo a un penal. De dicho análisis participaron la médica Mabel Padró (como perito oficial) y los psiquiatras Gabriela Depaoli (por parte de la defensa) y Oscar Pellegrini (propuesto por la fiscalía).

Si bien las conclusiones de la junta médica no se dieron a conocer oficialmente, Aire Digital pudo saber que tanto Padró como Depaoli concluyeron en que Jorge Balla debe seguir en prisión domiciliaria, mientras que Pellegrini opinó que están dadas las condiciones para trasladar a Balla a un establecimiento penitenciario.

En ese entonces, este medio había adelantado que la defensa del represor, a cargo del abogado Guillermo Morales, presentó un pedido para Balla cumpla con la prisión domiciliaria en otra localidad, fuera de la provincia de Santa Fe.

Condena

En 2019, el Tribunal Oral de Santa Fe dicta cuatro cadenas perpetuas en el marco de la causa por la masacre de Ituzaingó y Las Heras. Condenó a tres militares: el coronel Ramón Abel Recio, el sargento Jorge Alberto Balla y el cabo Luis Alfredo Gómez y a un ex oficial de inteligencia del D-2 Oscar Cayetano Valdez a prisión perpetua por los “homicidios calificados por alevosía” de cuatro militantes en resistencia a la dictadura: Jorge Piotti, su pareja Ileana Gómez y los compañeros de ambos, Osvaldo Pascual Ziccardi y Carlos Mario Frigerio.