«Todos los que se saltaron la fila, los que se pusieron primero cuando debieron ser los últimos, deberían dar alguna señal de dignidad a los cordobeses», sostuvo el legislador.

En una nueva sesión de la Unicameral, el legislador Marcelo Cossar (UCR) volvió a referirse a las irregularidades detectadas por la investigación judicial que sigue el tema de los vacunados VIP en Córdoba.

Hoy hay 400 nombres en la mira de la Justicia, pero sabemos que son  muchos más. Todos los que se saltaron la fila, los que se pusieron primero cuando debieron ser los últimos, deberían dar alguna señal de dignidad a los cordobeses. ¿Renunciar? ¿Pedir disculpas? ¿Reconocer la gravedad de sus hechos? Nada de eso sucedió hasta ahora. Entonces, ¿con qué autoridad le piden diariamente a los vecinos que cumplan con las normas? La sociedad está cansada, sobre todo de no contar con un liderazgo ejemplar en esta crisis”, dijo el radical en el recinto.

En el departamento San Justo se inmunizaron con dos dosis por afuera de la fila, 21 de los 38 intendentes y jefes comunales, es decir, el 55% de las cabezas del ejecutivo, con el intendente de San Francisco encabezando la lista. Mientras que menos del 3% de población de la provincia hasta hoy recibió su inmunización”, denunció.

 

Por otra parte, Cossar reclamó nuevamente la presencia en la Unicameral del ministro de Salud, Diego Cardozo. “¿Qué más tiene que pasar para que el ministro Cardozo venga a dar explicaciones, cuántos más tienen que morir? Compartir la situación con todo el arco político de Córdoba no sólo es honrar la República, que nos cuesta construir en Córdoba, sino que es la forma de rendirle cuentas a la gente”.

Y finalizó: “Queremos saber lo que tenemos, lo que nos falta y lo que pasó. Tienen la obligación constitucional de rendir cuentas de sus actos y de decirnos la verdad».