En una entrevista con la 750, el ministro de Justicia consideró que “constituyen la prueba obscena de la vulneración del Estado de Derecho durante los cuatro años del gobierno de Cambiemos” y que dejan al descubierto los “vínculos espurios de los funcionarios macristas y sectores de la Justicia”.

En diálogo con AM750, Soria cuestionó las visitas de jueces federales, camaristas y fiscales a la Quinta de Olivos durante la gestión de Macri, que salieron a la luz esta semana tras un detallado análisis de los ingresos y egresos de la Residencia presidencial durante la gestión de Cambiemos.

La mayoría de las visitas, además, coincidieron con fallos clave contra Cristina Kirchner y otros dirigentes de la oposición.

El ministro señaló que “estas nuevas revelaciones de jueces entrando a la Quinta de Olivos se suman a los ya conocidos ingresos de jueces y fiscales de un sector de la Justicia al despacho de Mauricio Macri” en la Casa Rosada, que el propio Soria denunció el año pasado ante la Justicia.

“Esta situación confirma el nivel de afectación de la independencia del Poder Judicial durante el Gobierno de Cambiemos”, expresó el funcionario.

Soria sostuvo que los registros que muestran las visitas de los magistrados y fiscales a Olivos “constituyen la prueba obscena de la vulneración del Estado de Derecho durante los cuatro años del gobierno de Macri” y que dejan al descubierto los “vínculos espurios de funcionarios y sectores de la Justicia y el gobierno de Macri”.

“Creo que ya no quedan dudas de cómo el gobierno de Macri manipuló el Poder Judicial, ni de la ‘pata mediática’ indispensable para hacer todo lo que hicieron”, afirmó.

En este sentido, se refirió a que en los registros de las visitas, además de jueces y funcionarios judiciales, aparecen también “periodistas y dueños de medios”.

Soria remarcó que “las consecuencias políticas, económicas y jurídicas” de estos encuentros “son las que estamos padeciendo los ciudadanos, ya que -agregó- gran parte de los problemas que tenemos hoy están vinculados con lo que se conoce como la ‘Mesa Judicial’” que se dedicó a “perseguir a todo aquel que pensaba diferente o se oponía” al modelo de Mauricio Macri.

“Mientras Macri se autocondonaba la deuda de su empresa familiar, de Correos, había jueces que entraban como panchos por su casa a la Rosada y a Olivos y armaban causas rimbombantes para los medios”, dijo. Y ejemplificó: “Hasta se buscaban tesoros enterrados en el sur”.

Por ello consideró que “los jueces que visitaron a Mauricio Macri deben excusarse de intervenir en las causas” en las que intervienen. Y concluyó que “seguramente va a haber nuevas denuncias a raíz de este escándalo” al que calificó como “gravísimo”.

 

Algunos de los nombres que aparecieron en los documentos dados a conocer en las últimas horas son los de los camaristas de Casación Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, el del integrante de la Cámara Federal Mariano Llorens y el del fiscal Raúl Pleé, quienes participaron en decisiones contra la expresidenta y otros exfuncionarios de su gobierno.