Tras la aprobación del proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias, la diputada Gabriela Estévez indicó que el beneficio alcanzaría al «65% de los trabajadores cordobeses».

Este domingo, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a la reforma de la ley de impuesto a las ganancias impulsada por el oficialismo, que beneficiará a más de un millón de trabajadores en el país. El proyecto fue girado al Senado para avanzar con los cambios.

En ese marco, la Diputada Nacional por Córdoba Gabriela Estévez del Frente de Todos indicó que «en Córdoba, dejarán de pagar ganancias cerca de 103 mil trabajadores, es decir, el 65% de los trabajadores cordobeses que actualmente pagan este impuesto». 

En caso de sancionarse los cambios en el Senado, el gobierno nacional tiene previsto reintegrar todo lo retenido en este concepto durante los meses de enero, febrero y marzo del corriente año, donde también se verán beneficiados jubilados y pensionados.

La legisladora destacó que la reforma fue diseñada con perspectiva de género, teniendo en cuenta la economía de los cuidados, a raíz de lo cual podrán deducirse gastos de guardería y jardín materno infantil hasta los 3 años de edad.

Con esta reforma, el Estado resignará 47.600 millones de pesos en recaudación, que se volcarán al consumo interno con el objetivo de aumentar la actividad económica. «Esto implica más dinero en el bolsillo de trabajadores, jubilados y pensionados para gastar en los comercios de nuestras ciudades y pueblos», dijo Estévez.

Tras casi 21 horas de debate, el proyecto que sancionó este domingo en la Cámara baja, establece que quedarán eximidos del impuesto a las Ganancias los trabajadores que cobren hasta $ 150.000 brutos y los jubilados que perciban hasta ocho haberes mínimos.

Otros puntos centrales del proyecto girado al Senado son los siguientes:

– Los ex presidentes y vicepresidentes de la Nación pagarán Ganancias sobre las asignaciones vitalicias.

– La ley tendrá vigencia al 1° de enero y el Gobierno devolverá los descuentos realizados en los primeros meses del año.

– El aguinaldo de los sueldos de hasta $ 150.000 brutos no pagará impuesto a las Ganancias.

– El personal de salud seguirá eximido hasta septiembre de pagar el gravamen por las guardias u horas extras.

– Los gastos de guardería para niños y niñas de hasta tres años no pagarán Ganancias hasta un tope anual de $ 67.000.

– Se duplica la exención por hija o hijo discapacitado, que en la actualidad es de $ 78.833, y se eliminó el tope de edad.

– Los bonos productivos no pagarán Ganancias hasta un tope del 40% de la ganancia.

– Los trabajadores de recolección no pagarán el impuesto por las horas extras.

– Se podrá deducir de Ganancias la compra de herramientas educativas por parte de los trabajadores asalariados.

– Se permitirá la deducción por concubino, cualquiera fuera su sexo.

– La provisión de ropa, equipamiento del trabajador para uso exclusivo de sus funciones o el otorgamiento de un pago por capacitación, no pagará el impuesto a las Ganancias.

– Se mantiene el incremento del 22% del plus patagónico en el gravamen para los trabajadores de la región.

– Los trabajadores que cobren entre $ 150.000 y $ 173.000 pagarán Ganancias, pero la AFIP establecerá las deducciones a fin de evitar grandes diferencias entre quienes deben tributar y los que están exentos.

– La actualización del piso para estar exento de Ganancias se ajustará por el Ripte (promedio de variación salarial, que elabora la de Secretaría de Seguridad Social).

– El personal de las Fuerzas Armadas no pagará Ganancias por los suplementos por título, zona desfavorable o desarraigo.