Lo expresó la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, a diez días de que el proyecto, con media sanción de Diputados, sea tratado en el Senado. “La expectativa del Gobierno es que tengamos la ley antes de terminar el año”, sostuvo.

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, indicó que “La expectativa del Gobierno es que tengamos ley IVE (interrupción voluntaria del embarazo) antes de terminar el año”. Las declaraciones a AM 750  de la funcionaria, se dan a diez días de que la Cámara de Senadores trate el proyecto de ley que autoriza el aborto legal, donde los votos a favor y en contra están por el momento empatados. 

“Hemos trabajado con los diputados y diputadas, no sólo del oficialismo, sino de manera transversal. Ahora estamos trabajando para conseguir los consensos, sabiendo que el Senado es un ámbito complejo ”contó Gómez Alcorta.

La ministra reconoció que hay mucha paridad dentro de la Cámara Alta. “Todavía hay varios senadores y senadores indecisos, o que al menos no han manifestado públicamente la votación. Vamos a estar con una justeza en los números hasta los días previos. Esperamos salir de esa ‘justeza’ llegando al 29 de diciembre «, expresó.

La funcionaria recordó que la ley del aborto legal fue un compromiso de Alberto Fernández pero sostuvo que «Si no se aprueba en el Senado, las derrotadas serán las mujeres y no el gobierno», y agregó “Es una demanda de la calle que fue tomada por el Presidente”, expresó. 

Gómez Alcorta se refirió, además, a las presiones que sufren algunos legisladores para que no se apruebe la ley. “La presión política de los poderes que están en la comunidad incide pero hay que pensar las consecuencias de los votos. Apelamos a que los senadores tienen la capacidad de sostener sus convicciones pese a eso ”, dijo Alcorta.

“El senador Juan Carlos Marino dijo que iba a votar en contra y hubo presiones para que vote a favor. Eso también es repudiable. Hay que repudiar las presiones a favor y en contra ”, agregó.

“En todos los países donde se legalizó el aborto hubo tensiones. La ley IVE toca una fibra de nuestra sociedad patriarcal y capitalista, en donde la mujer ocupa un lugar eminentemente reproductivo ”, concluyó la funcionaria.

Fuente: AM750