Después de ocho meses de aislamiento, el comienzo del calor y el inicio de las flexibilizaciones fue un combo complicado que desbordó a las autoridades de la localidad. Desde el COE advierten que esta situación podría traer complicaciones sanitarias en la región.