En esta ocasión, los encuentros que podrían posibilitar el contagio en tiempo de pandemia, se registraron en Freyre, Las Varillas y San Francisco con el resultado de varias personas detenidas.

En la madrugada de este domingo se registró un procedimiento luego de recibir varios llamados al teléfono de emergencia policial dando aviso sobre la realización de una reunión social clandestina, en Freyre hubo siete detenidos.

Personal policial concurrió al acceso norte de la localidad, donde en un campo se llevaba a cabo una fiesta con más de 50 personas.

En el lugar se produjo a la aprehensión de 7 hombres y el secuestro de una camioneta Ford Ranger color roja, dominio JQC 265, una motocicleta Guerrero Trip 110 c.c sin patente, celulares y un parlante portátil.

En tanto, en Las Varillas, en calle Chaco al 100, la policía desarticuló una fiesta clandestina.

En el lugar había gran cantidad de personas, los cuales intentaron darse a la fuga por los techos y patios colindantes.

Allí se logró la detención de 9 mujeres y 13 hombres, a quienes se les labraron las actas correspondientes.

300 personas en una «CLANDE» en San Francisco

En tanto, en la madrugada del día domingo 01 de noviembre, inspectores de la Dirección de Espectáculos Públicos junto a inspectores de la Dirección de Policía Municipal, agentes de la Policía de la Provincia de Córdoba y de la Policía Federal, por orden del Secretario de Gobierno Damián Bernarte, realizaron distintos operativos a los fines de dar cumplimiento a las medidas sanitarias de prevención vigentes en el marco de la pandemia de COVID 19, en especial las relativas a la prohibición de reuniones sociales.

Ante ello, los inspectores municipales junto a las fuerzas de seguridad tuvieron una ardua tarea.

A partir de denuncias telefónicas recepcionadas en el número de teléfono municipal 103 y de tareas previas de investigación, aproximadamente a las 3 de la mañana del día domingo se procedió a constatar la existencia de una fiesta que era promocionada en redes sociales, cómo: «CLANDE DE DISFRACES – HALLOWEEN», en calle Drago a la altura del N° 1300 en Barrio La Milka.

Al llegar al lugar, sorpresivamente se verificó la presencia de más de 300 personas entre mayores y menores de edad en el interior del inmueble, procediéndose en el lugar  al secuestro de bebidas alcohólicas y de parlantes de música que quedaron a disposición de la Policía de la Provincia.

Los uniformados procedieron a la detención de cuatro personas mayores de edad, entre ellas quien estuvo a cargo de la organización del evento.

Durante el procedimiento,  un número importante de asistentes, antes de ser identificados, se fugaron por los techos, patios linderos y frente del inmueble.

Además, tanto el personal municipal como los oficiales de las fuerzas de seguridad fueron agredidos con piedras y botellas lanzadas por asistentes a la fiesta que habían logrado salir del lugar.

En los lugares intervenidos se labraron las actas de constataciones correspondientes por los siguientes infracciones: incumplimientos dispuestos por los Decretos N° 038/2020 “Declaración de Emergencia Sanitaria” y 039/2020 “Medidas determinadas por el Gabinete Sanitario Permanente” (reunión social no permitida, violación de distanciamiento social, incumplimiento de los protocolos sanitarios, entorpecimiento de accionar de inspectores, agresión a inspectores municipales).

Por otra parte, en las últimas horas del día sábado y las primeras del domingo, los inspectores municipales y la Policía se hicieron presentes en distintos puntos de la ciudad, tales cómo Juan XXIII a la altura del N° 1300 en B° Corradi; Av. De Los Constituyentes casi Av. Urquiza en el Loteo Villa Golf; en calle Jerónimo Luis de Cabrera y calle Asunción, en Barrio Independencia; 1° de Mayo esq Larrea en Barrio Sarmiento; Ituzaingó esq Esperanza en Barrio San Francisco; Bv. Buenos Aires al N° 700 y Almafuerte a la altura del N° 300 en Barrio Roca; y, Olegario Andrade esquina Rioja en B° La Milka.

En todas estas reuniones, algunas personas presentes colaboraron con los agentes intervinientes, desalojando de personas los inmuebles en los que se encontraban reunidos.

Fue un fin de semana verdaderamente caótico donde la ruptura de las normas se manifestó con más frecuencia que en ocasiones anteriores

En todos los casos los participantes y responsables de los domicilios fueron notificados de las causas judiciales que se les tramitarán por infringir el decreto nacional de emergencia sanitaria 297/20, y los artículos 205 y concordante 239 del Código Penal.