«Hay cuatro o cinco proyectos a nivel mundial que son los más avanzados, y Argentina va a comprar la primera que esté», precisó el jefe de Gabinete tras confirmar el viaje.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó este sábado que la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, viajó a Rusia para «recabar información» sobre una de las vacunas contra el coronavirus que allí se desarrolla, con el fin de «analizarla con la del resto de las vacunas que también están avanzadas».

«Vamos a seguir trabajando con todos los proyectos avanzados porque no nos casamos con ninguno», aseveró el jefe de Gabinete en declaraciones formuladas esta noche a la señal de cable C5N, en las que remarcó que «el final de esta historia», en referencia a la pandemia de coronavirus, «es con la vacuna».

En Gobierno no lo confirmaban oficialmente, pero Vizzotti viajó a Rusia invitada por las autoridades para interiorizarse sobre la fabricación y testeo de la vacuna, publicó Página 12. También viajaron representantes del laboratorio Hlb Pharma, que estarían a cargo de la distribución en el país.

La Sputnik ya superó exitosamente las fases 1 y 2 y actualmente está en las pruebas de fase 3, en la que ingresará también Argentina a partir de esta semana. Los funcionarios rusos habrían asegurado que tienen la capacidad de cumplir con la demanda inicial que requeriría 20 millones de dosis, porque es una vacuna que se aplica en dos veces con tres semanas de diferencia una de la otra.

En este punto, sostuvo que «hay cuatro o cinco proyectos a nivel mundial que son los más avanzados, y Argentina va a comprar la primera que esté», y preció que, en el caso de la vacuna que se encuentra en desarrollo en Rusia, era «la única que no tenía punto focal» en la Argentina, lo que motivó el viaje de Carla Vizzotti.

«Fue a recabar la información necesaria para traer acá y analizar con la del resto de las vacunas que están también avanzadas», aseveró Santiago Cafiero durante su intervención en el programa ‘Sobredosis de TV’.

En ese sentido, sostuvo que, como desde el Gobierno trabajan «para que la Argentina tenga la vacuna contra el coronavirus en tiempo inmediato una vez que esté», para eso se requería tener «una relación directa y estrecha» con cada uno de los desarrollos.

«Era una de las vacunas avanzadas pero sin punto focal en la Argentina; por eso tuvo que viajar», sostuvo esta noche Santiago Cafiero al confirmar el viaje de la secretaria de Acceso a la Salud a Rusia.

La carta de CFK

En una entrevista en C5N, el jefe de Gabinete también se refirió a otros temas de la coyuntura política y afirmó que la carta escrita esta semana por la vicepresidenta Cristina Fernández es un texto “acertado, que recoge cuestiones emotivas y reivindica la tarea del presidente” Alberto Fernández, y consideró que la exmandataria es una dirigente que tiene la capacidad de “hacer pesar su palabra”.

«Cristina es una dirigente que tiene capacidad de hacer pesar su palabra”, señaló Cafiero y respecto a la frase “hay funcionarios que no funcionan” que figura en unos de las párrafos de la misiva, el jefe de Gabinete interpretó que “sin tener la intención de ser un exégeta”, la Vicepresidenta quiso señalar “errores y aciertos, pero que al peronismo siempre lo van a criticar por su identidad política».

“Se trató de una frase y se hizo un gran recorte por parte de medios que buscan la división al interior del Frente de Todos. Cuando Cristina no habla es porque no apoya al Presidente, y, cuando lo hace, le quiere marcar la cancha al jefe de Estado. Hay una cuestión de diván masivo al que deberían recurrir muchos analistas políticos”, sostuvo Cafiero.

En relación a la reacción negativa que expresó el expresidente Mauricio Macri a la convocatoria a un diálogo político planteado por Cristina Fernández en la carta, Cafiero consideró que el líder del PRO “está desconectado de la realidad”.

“En medio de la pandemia, Macri dijo en un foro que le preocupaba más el populismo que la pandemia; la verdad que no lo entiendo. Creo que está desconectado de la realidad. Pero debe decidir la gente si seguirá siendo una figura de peso en la política”, remarcó.

En ese sentido, agregó: “Macri manipuló a los argentinos durante cuatro años. Decía defender las instituciones y quiso poner jueces de la Corte por decreto y fomentó el espionaje ilegal contra políticos, periodistas y familiares. Y, ahora, ante una propuesta de diálogo intenta poner condiciones”.

En tanto, en otro tramo de la entrevista, al ser consultado sobre el liderazgo en el principal espacio opositor, Santiago Cafiero señaló que «es algo que tienen que definir ellos», y sostuvo que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, «termina siendo un Macri asintomático» porque entre ellos «no se distancian ni dicen nada distinto», sino que «es lo mismo».

Toma de tierras

En cuanto a la cuestión de la posesión de las tierras, Cafiero sostuvo que existe una situación de déficit habitacional “que no se resuelve con una lógica simplista”.

“Hay un déficit de viviendas que se agravó en los últimos cuatro años. En el tema de Guernica, el 80 por ciento de las personas que estaban ocupando esos predios aceptó retirarse y un 20 por ciento no lo hizo y la justicia dictó un desalojo. De todos modos, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires hizo una tarea excepcional (para dar soluciones a los ocupantes)», evaluó Cafiero.

En este sentido, al referirse a la problemática habitacional, al que definió como «muy serio», el jefe de Gabinete remarcó que «hubo cuatro años (en referencia a la gestión de Cambiemos) en los que no se puso ni un ladrillo en la provincia de Buenos Aires». y señaló que se trata de un tema que «no se resuelve con tomas ni tampoco con palazos y represión», sino «con Estado, con leyes y con normas».

En cuanto al conflicto de la familia Etchevehere en el campo Casa Nueva, en Entre Ríos, el jefe de Gabinete observó que se trató de un tema entre hermanos, y consideró que el dirigente social Juan Grabois impulsa “un proyecto de arraigo” que plantea un modo alternativo de producción agrícola, y eso “no tiene nada que ver con la toma de tierras”.

En otro orden, se refirió a la brecha cambiaria y señaló que, con las medidas adoptadas, «se logró contener toda esa expectativa devaluatoria»; destacó la necesidad de «continuar con esta normalización del mercado de cambios y achicando las brechas, que no son buenas para la economía ni para las expectativas»; y puso el acento en que «la devaluación no es una solución».