Se trata de otra muestra del Lawfare diseñado entre el fiscal Stornelli y el fallecido juez Claudio Bonadio para perjudicar a Cristina Kirchner

Un ex chofer de Presidencia de la Nación y un supuesto militante de La Cámpora y ex empleado de ANSES recibirán tres años de prisión en suspenso por falso testimonio agravado, al reconocer que mintieron cuando aseguraron haber visto al juez Sebastián Casanello en la Quinta de Olivos.

Los condenados mintieron en 2016 para perjudicar a Casanello, con afirmaciones contradictorias entre sí, y que nunca pudieron comprobarse.

Las penas – informó Ámbito Financiero- se alcanzaron tras un acuerdo de juicio abreviado. Los dos mentirosos fueron acusados de falso testimonio por declarar haber visto al juez Casanello en la quinta de Olivos esperando a reunirse con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El hecho fue considerado de gravedad por las circunstancias en que sucedió. Corizzo había afirmado ante el fiscal Carlos Stornelli que había visto a Casanello en la Quinta de Olivos, entre agosto y octubre de 2015. Sin embargo, esa información no pudo verificarse, como así tampoco los dichos de Scozzino, el antiguo chofer de Presidencia.

Así, la fiscalía de Juan Patricio García Elorrio y los acusados llegaron a un acuerdo que ahora deberá ser refrendado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N ° 3 de la Capital Federal, que llevó adelante el juicio.