El grave suceso ocurrió en la zona rural de la localidad. El propietario del criadero mató a los dos perros que provocaron un importante perjuicio económico

Personal policial de la Subcomisaría de Miramar de Ansenuza, se hizo presente en un criadero de nutrias ubicado en zona rural de Miramar, donde constataron que dos perros habían atacado a las nutrias que se encontraban en un corral, provocando la muerte de más de 400 ejemplares.

Ante ello, y para evitar que los perros continuaran con el hecho, el propietario del criadero, un hombre de 48 años, disparó con una escopeta dando muerte a los dos perros.

Se puso en conocimiento a la Fiscalía de Morteros, que ordenó el secuestro del arma, y el inicio de la investigación para determinar las circunstancias del hecho y procurar ubicar al propietario de los perros.