«Era un dirigente sindical de un linaje que ya no hay», expresó el historiador y político cordobés.

Atilio «el Negro» López fue asesinado por la Triple A un 16 de septiembre de 1974. Había sido dirigente sindical (en la UTA y la CGT Córdoba) y vicegobernador de Córdoba junto a Ricardo Obregón Cano. «Fue una de las primeras víctimas del terrorismo de Estado por parte de la triple A», recordó el historiador y político Esteban Dómina.

López fue secuestrado junto al contador de la UTA Juan José Varas en un hotel en Once, Buenos Aires. El 16 de septiembre fueron acribillados en Capilla del Señor por parte de la Triple A. Cerca de sus cuerpos se encontraron más de 130 vainas de municiones.

«Tuve la suerte de conocerlo. Era veinteañero yo. Incluso pude ir a su velorio en su modesta vivienda. Él era el secretario general de la CGT, vivía en una casa sin revocar en barrio Empalme con su esposa y dos hijos», contó Dómina a Big Data Social.