El periodista Eduardo Miguel Prestofelippo, conocido como «Presto» en las redes sociales, fue detenido este mediodía por orden de la Justicia Federal de Córdoba, tras ser denunciado por amenazar a la vicepresidenta Cristina Kirchner a través de su cuenta de Twitter.

«Vos no vas a salir viva de este estallido social. Vas a ser la primera -junto con tus crías políticas- en pagar todo el daño que causaron. Te queda poco tiempo», fue el tuit que compartió el denunciado el día que el Senado de la Nación debatía la reforma judicial.

Hace unos días, el fiscal general Maximiliano Hairabedian imputó a «Presto» por «amenazas» e «incitación al odio y la violencia». Tanto el abogado de la ex presidenta, Gregorio Dalbón, como la diputada por la provincia de Córdoba, Gabriela Estévez, realizaron denuncias ante la justicia.

En el escrito judicial, la legisladora Estévez pidió que se investigue lo ocurrido bajo la figura penal de “amenazas, instigación pública a cometer delitos o suscitar tumultos o desórdenes, apología del delito y violencia contra la mujer”.

Además, señaló que «la libertad de expresión no habilita a amenazar de muerte, ni alterar el orden constitucional de recambios políticos. Todo tiene un límite. Esta amenaza debe ser sancionada».

Además de su fuerte actividad en redes sociales, Eduardo Prestofelippo es un militante libertario, anticuarentena y antikirchnerista. En febrero de 2019 se presentó como candidato en Córdoba por el Partido Libertario que lidera José Luis Espert a nivel nacional.

«Aclaro que Cristina Kirchner no impulsó ni se constituyó querellante en la denuncia al periodista Prestofelippo. Lo allanaron y detuvieron por las amenazas a la vicepresidenta. Gracias al Fiscal Horacio Azzolin que impulsó mi denuncia y la diputada Gabriela Estévez que denunció», explicó Dalbón en su cuenta de Twitter.

 

«No puede quedar impune una persona que amenaza. No se puede tener como ícono a personas que amenazan de muerte a otras», manifestó Dalbón en declaraciones a la prensa.