Las entidades remarcaron que la medida se debe a los efectos adversos que la inoculación generó en uno de los participantes de las pruebas en Reino Unido.

AstraZeneca y el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford anunciaron este martes que pausarán la fase 3 de las pruebas de su vacuna contra el Covid-19, luego de encontrar “posibles reacciones adversas” en un participante del estudio en el Reino Unido.

Como parte de las pruebas aleatorias y controladas de la vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford a nivel global, nuestro proceso de revisión estándar gatilló una pausa en la vacunación para permitir la revisión de la información” del paciente«, indicó el laboratorio sueco-británico en un comunicado.

Y agregó: “Esta es una acción de rutina que tiene que suceder cuando, durante el desarrollo de las pruebas, tiene lugar una enfermedad que potencialmente no tenga explicación. La decisión asegura que se mantenga la integridad de las pruebas. Durante el transcurso de pruebas de gran envergadura habrán enfermedades aleatorias, pero estas deben ser revisadas de manera independiente. Estamos trabajando para acelerar la revisión de este único evento para minimizar cualquier potencial impacto en los objetivos temporales de la prueba. Estamos comprometidos con la seguridad de nuestros participantes y mantenemos los más altos estándares en nuestras pruebas”.

El presidente Alberto Fernández anunció en agosto que la vacuna contra el Covid-19 sería producida en el país. De acuerdo al convenio, el desarrollo tendrá a México y la Argentina como cabeceras de la producción masiva para América Latina, por un total de entre 150 y 250 millones de dosis, que tendrían un costo de 3 o 4 dólares cada una. Brasil está excluido, por un acuerdo con otro desarrollo científico.