A 48 años de la Masacre de Trelew, referentes de la lucha por los derechos humanos pidieron que se extradite al ex teniente de la Marina Roberto Guillermo Bravo, quien se encuentra en Miami.

A 48 años de la Masacre de Trelew, organismos de derechos humanos reclamaron que avance el proceso de extradición de uno de los represores que estuvo al frente del fusilamiento de 16 militantes políticos que estaban detenidos en la Base Aeronaval Almirante Zar, en Chubut.

Se trata del ex teniente de la Marina Roberto Guillermo Bravo, quien se encuentra en la ciudad estadounidense de Miami a la espera de que se defina su extradición.

Al respecto, el Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) afirmaron que siguen «con mucha atención el nuevo proceso de extradición que está a la espera de que el juez interviniente, Edwin Torres, emita su sentencia». «En marzo de este año el fiscal de distrito de Miami, Jason Wu, se pronunció a favor de la extradición. En su memorial, el fiscal descartó que se haya tratado de la represión de una fuga, consideró que fueron ejecuciones extrajudiciales y que, como tales, no pueden considerarse una excepción al tratado de extradición entre Estados Unidos y la Argentina«, recordó el organismo.

Y añadió que el fiscal norteamericano «también destacó que los familiares de las víctimas de la masacre de Trelew esperaron la mitad de su vida por justicia y que Bravo evadió a la Justicia por todo ese tiempo».

«Estados Unidos no es un refugio seguro para los acusados ​​legalmente de asesinato en masa en el extranjero, y esta Corte no debe proteger a Bravo de responder a sus acusadores por más tiempo», subrayó Wu en aquella decisión.

En tanto, Hijos Capital expresó: «48 años de la Masacre de Trelew: la Armada fusiló a 16 militantes de Montoneros, FAR y PRT-ERP. Con los dedos en ve y el puño en alto, gritamos: ¡Presentes! Seguimos exigiendo la extradición del fusilador Bravo desde Estados Unidos para ser juzgado». «Hace 48 años fueron asesinados 16 militantes luego de un frustrado intento de fuga del penal de Chubut. Hoy recordamos la Masacre de Trelew y homenajeamos a las victimas», afirmó la Secretaría de Derechos Humanos a través de su cuenta de Twitter.

Por su parte, La Cámpora difundió un video en el que une imágenes de los militantes asesinados con palabras de un discurso del ex presidente Néstor Kirchner en noviembre de 2003: «Que se recuerde a aquellos que dejaron todo, que pusieron todos sus ideales y que soportaron las cosas más atroces por defender un país distinto».

Asimismo, la Municipalidad de Trelew también se refirió al aniversario y escribió: «Brindamos homenaje a quienes lucharon por los ideales necesarios para tener una Patria Justa, Libre y Soberana».

En la madrugada del 22 de agosto de 1972, durante la dictadura de Alejandro Agustín Lanusse, 16 presos políticos detenidos en la Base Aeronaval Almirante Zar, en Trelew, fueron asesinados por integrantes de la Armada Argentina.

Carlos Heriberto Astudillo, Rubén Pedro Bonet, Eduardo Adolfo Capello, Mario Alberto Delfino, Carlos Alberto Del Rey, Alfredo Elías Kohon, Clarisa Rosa Lea Place, Susana Graciela Lesgart, José Ricardo Mena, Miguel Ángel Polti, Mariano Pujadas, María Angélica Sabelli, Humberto Segundo Suárez, Humberto Adrián Toschi, Jorge Alejandro Ulla y Ana María Villarreal de Santucho fueron las víctimas.

En tanto, María Antonia Berger, Alberto Miguel Camps y Ricardo René Haidar también fueron fusilados, pero lograron sobrevivir y pudieron dar su testimonio sobre los hechos y sus responsables: sin embargo, la represión los desapareció durante la última dictadura militar.

Todos eran militantes de las organizaciones político- militares FAR, ERP, Montoneros, que habían logrado fugarse de la unidad penitenciaria de Rawson y que, ante la imposibilidad de escapar del país, se entregaron a las Fuerzas Armadas.

En 2012, el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia condenó a prisión perpetua a los ex marinos Luis Sosa, Emilio Del Real y Carlos Marandino por su responsabilidad en la «Masacre de Trelew».