En un monto que supera seis veces el permitido por la ley, el vicejefe de Gobierno porteño contrató a la empresa del grupo Clarín para complementar un sistema radioeléctrico con fines policiales.

Según se publicó en el Boletín Oficial, el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, contrató a la empresa Telecom por 32 millones de dólares. El objetivo de la contratación es para complementar el Sistema Radioeléctrico de Concentración de Enlaces de Uso Oficial (SRCEO) con fines policiales.

Sin embargo, las contrataciones directas del GCBA poseen un monto límite que se ubica en 405 millones de pesos para el 2020.

No es la primera vez que el gobierno porteño comete irregularidades en compras y contrataciones. En mayo pasado, pagó con sobreprecio unos barbijos vencidos en 2016. A esto se le sumó demoras en las entregas del material nuevo.

A su vez, en el mes de julio el Ejecutivo porteño decidió destinar 220.500 dólares al equipamiento de un bowling. Luego, un día más tarde, el gobierno anunció el congelamiento de salarios de los trabajadores porteños y la postergación de futuros aumentos.

En tanto que en abril gastó 52 millones de pesos para comprar municiones y granadas de gas lacrimógeno a la Policía de la Ciudad. A esto se le suman 34 millones destinados para botas tácticas policiales.