Manifestaron en contra de la presencia del ex presidente en la “Ciudad Luz” y pidieron declararlo “persona no grata”. Mauricio Macri proseguirá viaje en los próximos días, rumbo a Zurich.

La visita del ex presidente Mauricio Macri a Francia fue repudiada este lunes por integrantes de la Asamblea de Ciudadanos Argentinos en ese país (Acaf), quienes realizaron una manifestación frente a la Torre Eiffel, en París, en la que pidieron declarar «persona no grata» al ex mandatario.

Varias decenas de argentinos e integrantes de organizaciones de derechos humanos latinoamericanas, ONG´s y de fuerzas de izquierda del país galo, como Francia Insumisa (FI), que lidera el ex candidato a presidente Jean-Luc Mélenchon; se concentraron poco después de las 13 de la Argentina (las 18 en París) en la Explanada de los Derechos Humanos. En el sitio ubicado en Trocadero, uno de los principales puntos turísticos de la capital francesa, rechazaron la presencia de Macri en esa ciudad, en un «momento nacional y mundial de extrema precariedad» por la pandemia de coronavirus.

A pocos metros de la emblemática Torre Eiffel y ante la sorpresa de los turistas que en una tarde calurosa recorrían la zona, los integrantes de la Acaf remarcaron que Macri viajó «ignorando las consignas nacionales de confinamiento y la normativa de excepción en el ingreso a Francia».

«No deja de llamar la atención que la ‘fuga’ del ex presidente coincida con el pedido de pericia de su teléfono en el marco de la causa por el hostigamiento ilegal al Grupo Indalo», indicaron los organizadores de la protesta, a la que invitaron a acompañar con un «tuitazo internacional».

En la manifestación, en la que también pronunció unas palabras el pianista tucumano, Miguel Ángel Estrella, residente en París y durante 12 años embajador argentino ante la Unesco, se reclamó además declarar «persona no grata» al ex mandatario.

También se cuestionó la «ostentación de lujo» demostrada por Macri desde que aterrizó en Francia, donde permanecerá unos días antes de partir rumbo a Suiza, para asumir su cargo como presidente de la Fundación FIFA, designado por el titular de la casa madre del fútbol, Gianni Infantino, imputado por la justicia de ese país.

A Macri se lo pudo ver de paseo por el barrio latino y cenó en Les Deux Magots, considerado uno de los lugares más célebres de París y del mundo, por la cantidad de reconocidos escritores que pasaron por sus mesas.

«Su ostentación de lujo desde el hotel ‘La Reserve’, contrasta con la grave situación económica que sufre el pueblo argentino producto de las nefastas consecuencias sociales y económicas y del endeudamiento sin precedente en que dejó al país su gobierno entre 2015 y 2019, y de los estragos de la pandemia», sostuvo la ACAF en un comunicado.

Con estos argumentos, reclamaron en ese sentido «basta de impunidad, de corrupción y de fuga de capitales estatales», y bregaron «por un Poder Judicial independiente».

Macri viajó el pasado jueves junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia a París, donde permanecerá 14 días, tal como lo dispone el protocolo por la cuarentena, para luego ingresar a Suiza, su destino final.

Con la Torre Eiffel de fondo, con barbijos y respetando la distancia social, cerca de 300 personas se congregaron en la manifestación, a la que llevaron carteles en español y en francés que exigían «basta de corrupción».

En la protesta también se pudo ver una valija que a modo metafórico y con logos como el del Correo Argentino, simbolizaban las causas judiciales en las que el ex Presidente está involucrado.

«Repudiamos la presencia de Macri por todo el desgaste social y económico que dejó en el país, la deuda contraída con el FMI, que no pasó por el Congreso, y por todas las causas innumerables en las que está implicado», le dijo a Télam, María Laura Stimerman, argentina residente en París y jefa de prensa de la Acaf.

Tras participar de la manifestación, Stimerman sostuvo que para los argentinos en Francia la llegada de Macri a ese país «es un insulto», y juzgó que su visita representa un «problema» para el país europeo, porque «entró al país de una forma bastante oscura y se desplaza sin máscara (tapabocas) por todos lados».

En diálogo con Télam Radio, Javier Zorrilla de San Martín, otro de los miembros de Acaf que participó de la protesta, contó que la convocatoria tuvo el objetivo de repudiar lo que «Macri representa como política y el ejercicio de la política que él realiza».

«Repudiamos, sobre todo, el enorme desprecio por los Derechos Humanos que hizo el Gobierno de Mauricio Macri», subrayó Zorrilla.

De su lado, Alberto Mizrahi, arquitecto residente en París, quien participó de la protesta en Trocadero, también mostró su «indignación» por la presencia de Macri en Francia «cuando en Argentina hay millones pasándola muy mal a causa de las políticas que aplicó su Gobierno».

«Eso me motivo a solidarizarme con los compatriotas argentinos, porque este tipo le hizo un daño importante a la economía de nuestro país«, enfatizó Mizrahi.

Fuente: Télam