El Intendente de Miramar, Adrián Walker, dijo que la actividad turística de la localidad, como en todo el mundo, está atravesando un momento de gran dificultad, mas allá de algunas flexibilizaciones como las de bares y restaurantes

En diálogo con Radio Belgrano, dijo que hemos presentado un protocolo al COE para comenzar con un turismo de cercanía, de zonas blancas, como para que la actividad se reactive. Pretendemos que los pueblos y localidades vecinas de Miramar, se puedan también distraer y disfrutar de algunos días de vacaciones.

Sobre cierres de actividades, contó que sobre 25 restaurantes, tres dejaron la actividad. Dos de ellos hacía poco tiempo que estaban en marcha y otro que tenía varios años de trayectoria. En cuanto a hoteles y alojamientos todos pretenden seguir adelante. Nos hemos reunido con ellos para armar protocolos con el objetivo de trabajar con seguridad.

Walker no dudó en afirmar que a futuro se desarrollará el turismo de cercanía a partir de cierto temor de la gente de viajar a zonas que podrían ser inseguras, y además porque la situación económica no permitirá viajes tan costosos. Nuestra localidad es zona blanca y ojalá podamos seguir por este camino, aunque deberemos a aprender a convivir con este virus hasta tanto no aparezca una vacuna.

Sobre la llegada de gente a los bares y restaurantes, explicó que sólo permitimos la presencia de turistas que son del departamento y de zonas blancas. De zonas de riesgo o de otras provincias, lamentablemente, por ahora, no pueden ingresar a Miramar.