El diputado nacional Leopoldo Moreau propuso formar «una Comisión de la Verdad, una especie de Conadep» para develar toda la estructura de espionaje ilegal que organizó el macrismo durante su gobierno y que se está tramitando en instancias judiciales.

Macri y Darío Nieto, su secretario privado, sindicado como el que recibía los informes del espionaje ilegal y se los entregaba en mano al ex presidente

«Hay que formar una Comisión de la Verdad, una especia de Conadep, en lo que fue respecto del juicio a las Juntas, que fue muy importante, como así también la sentencia. Pero la Conadep fue relevante para crear una condena social, que es más fuerte que una condena penal. Tenemos que mostrar toda la articulación de esta banda que se apropió del Estado y quiso tener de rehén a la democracia», aseveró Moreau en diálogo con AM 530 Somos Radio (Buenos Aires).

«Esa estructura no es que eran grupos sueltos, sino una organización que se podría calificar de mafiosa. Además de espionaje ilegal sistemático, extorsionaron y fue utilizada para la persecución política. Su centro era la AFI (Agencia Federal de Inteligencia), y le agregaron la inteligencia ilegal de la AFIP, la UFI (Unidad de Información Financiera), la Dirección de Migraciones y el área de Inteligencia del Servicio Penitenciario Federal», describió el legislador nacional.

«Es la organización de espionaje ilegal y persecución política más grande de la historia argentina, que tenía como vértice al ex presidente de la Nación (Mauricio Macri), que era usuario de estas operaciones para tratar de acallar la voz de los opositores, las disidencias internas de Cambiemos y el encarcelamiento de argentinos a través de la Mesa Judicial, que guionaba a testigos y extorsionaba a personas para que se convirtieran en falsos arrepentidos», agregó el actual presidente de la comisión bicameral que, desde el Parlamento, investiga estas actividades irregulares de inteligencia.