Un productor de Córdoba denunció penalmente a Vicentin por estafa

861

Es un agricultor de Laborde que tiene mensajes de whatsapp de un directivo que le pedía la entrega de trigo, cuando ya era un hecho que iban a entrar en cesación de pagos.

Un productor agropecuario oriundo de Laborde, una localidad ubicada a 300 kilómetros de la ciudad de Córdoba en el sudeste provincial, presentó una denuncia penal por estafa contra todo el directorio de Vicentin.

Según publica el sitio web rosarino Punto Biz, la denuncia se basa en un mensaje de Whatsapp enviado por un alto ejecutivo de la agroexportadora que, apenas días antes de que se produjera el default de la compañía, le recordaba al productor que tenía que entregar trigo.

Es decir, el denunciante entiende que este directivo le exigía que cumpliera con el envío de los granos, cuando ya estaba en conocimiento de que la cesación de pagos era inminente.

La presentación, patrocinada por el estudio Romera, Ongay, Romano, Castellani & Figueroa Casas, se hizo ante el Ministerio Público de la Acusación (Regional Rosario).

El caso

En concreto, el productor afectado entregó entre el 17 de noviembre y el 2 de diciembre de 2019, un total de 5.777 toneladas de trigo a Vicentin.

  • Vicentin quedó debiendo dinero en una de cada tres localidades de Córdoba

Y, según consta en la denuncia, lo hizo –asegura– porque uno de los ejecutivos comerciales de Vicentin le mandaba mensajes por Whatsapp a su corredor de granos, dejándole en claro que el plazo de entrega del cereal era hasta el 5 de diciembre del 2019.

Precisamente, esa fecha fue cuando la empresa dio a conocer un comunicado en el que informó que había “iniciado un proceso de reestructuración de pagos a partir de una situación de estrés financiero”. Producto de esta maniobra, el productor calcula que perdió dos millones de dólares.

Para los abogados del productor, es claro que al momento de celebrar los contratos de compra-venta, los directivos de Vicentin estaban en conocimiento de su imposibilidad de afrontar el pago de la mercadería, y no obstante siguieron adelante con el negocio. Es decir, siguieron captando fondos en el mercado granarlo, tomando cereal y haciéndose de importes líquidos, con la intención de fondearse y no pagar, o sabiendo que no podrían hacerlo.

Acreedores

Si bien la nota no menciona quién es el productor damnificado, en la nómina de acreedores que forma parte del expediente del concurso preventivo de Vicentin, figuran cinco proveedores oriundos de Laborde a los que les deben un total de 138 millones de pesos.

El grueso corresponde a la firma Cuatro Hojas SA, que tiene un crédito a favor de 125,3 millones.

El resto son 2,4 millones de pesos que le deben a Raúl Eduardo Fraire, 2,3 millones de pesos a Raúl Brugnoni, 40 mil pesos a Dominga Santarelli de Baggini y 1,5 millones a El Águila Cereales SA.