El Presidente visitó, junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, la planta de Volkswagen en General Pacheco, en Buenos Aires, que implementó un protocolo para el Covid-19.

lberto Fernández visitó durante la mañana de este martes, junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof, el centro industrial de General Pacheco de la empresa automotriz Volkswagen, en el partido de Tigre.

Allí, expresó respecto a la situación de la pandemia y el aislamiento obligatorio en el país: «La normalidad que conocemos no existe más, al menos hasta que la vacuna aparezca«.

En tanto, siguiendo con sus declaraciones al respecto, sostuvo que el Gobierno nacional «no se enamoró» de la cuarentena y ratificó que le preocupa «tanto la salud de la gente como la productividad de la economía argentina».

El mandatario dijo que el país está «muy lejos de haber terminado el problema» de la pandemia de coronavirus y ratificó que seguirá privilegiando «la vida y salud de la gente».

Asimsimo, Fernández elogió a los dirigentes sindicales, gobernadores e intendentes por el «trabajo conjunto» hecho hasta acá, aunque remarcó que todavía se está «muy lejos de haber terminado el problema», en referencia a la pandemia y la propagación del coronavirus.

Volkswagen retomó su actividad el pasado lunes a partir de la autorización de las autoridades nacionales, del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y del Municipio de Tigre.

El reinicio se hizo en un solo turno de trabajo de 6 horas (comienza a las 6 de la mañana) al que concurren 1.500 trabajadores bajo un protocolo de prevención de propagación de la enfermedad.