Deuda, dólar, coronavirus y críticas: qué dijo Alberto Fernández

587

El Presidente aseguró que el deseo de la Argentina «es no defaultear» y que se pagará la deuda «en la medida de lo que el país pueda pagar».

Este martes, el presidente Alberto Fernández brindó una entrevista radial donde se explayó sobre el refinanciamiento de la deuda, la pandemia del coronavirus en el país. Además criticó la gestión de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Deuda

El mandatario habló en radio Rivadavia de la negociación de la deuda que lleva adelante el ministro de Economía, Martín Guzmán, y aseguró que el deseo de la Argentina “es no defaultear” y que “la decisión es comprometerse al pago en la medida de lo que el país pueda pagar».

“Mientras no haya contraoferta, no va a haber modificación de nuestra propuesta”, dijo el jefe de Estado y aseguró que la decisión de su gobierno es lograr “un acuerdo lógico” para la economía argentina.

También insistió en que la propuesta no significa una perdida para los bonistas sino simplemente “que ganen un poco menos”. A lo que agregó que podrán estar tranquilos “porque vamos a poder cumplirla”.

Dólar

Por otra parte, dio su opinión sobre el aumento que sufrió el dólar en esta jornada donde el blue subió a $127 y el contado con liqui superó los $121. “Esto ya lo viví con Roberto Lavagna en 2003. Los acreedores tienen cómo molestar en la economía interna. Además, tienen mucha gente en la Argentina que se pone a su servicio ”, explicó.

Fernández manifestó: “Si la economía cae es porque no se mueve”. Y agregó: “¿Para qué necesitan estos dólares? Para nada, para especular. Tuvimos una inflación muy acotada, ¿para que necesitan? Es solo especulación”.

«Si hay alguien que detesta el déficit fiscal es Alberto Fernández, pero me piden que ayude a las pymes, a los sectores vulnerables, que pague la deuda y que tenga superávit fiscal: todo no se puede”, expresó.

Coronavirus

Sobre la contención del coronavirus, Fernández afirmó que a los países que «abrieron» la economía «no les fue bien» y aseguró que Argentina y el mundo atraviesan una una situación excepcional por la pandemia de coronavirus.

«Admiro a sociedades como la sueca, pero digo que no tuvo los resultados de los países que hicieron una cuarentena más estricta. A los que salgan a la calle a trabajar, les digo que el mundo es otro. Todo ha cambiado», remarcó el jefe de Estado.

Además, el mandatario estimó que para que la flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio funcione “tiene que haber una responsabilidad de la gente” para que esas medidas de apertura no se retrotraigan.

Aseguró que «está agradecido con el trabajo de los gobernadores» y afirmó que el contagio de coronavirus en los barrios populares se debe al hacinamiento, y que en esos lugares «la propagación será más alta».

«Le pido a la gente que entienda que no hemos superado los problemas. Debemos evitar la velocidad de contagio», indicó.

Críticas a Macri y Vidal

El Presidente consideró además que “hubo un proceso de degradación del Estado” durante la anterior gestión y recordó que recibieron un país en el que “los hospitales se construyeron” y “nunca se inauguraron”, en alusión a la gestión que llevó a cabo María Eugenia Vidal como gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

A modo de ejemplo señaló los casos de Esteban Echeverría y La Matanza, donde el gobierno actual tuvo que ir “a las apuradas a ponerlos en condiciones en dos meses”.

«Tuvimos durante cuatro años una gobernadora que decía que no iba a abrir un hospital más en la PBA, un gobierno que liquidó el Ministerio de Salud y lo convirtió en Secretaría; eliminó el Ministerio de Trabajo y lo convirtió en Secretaría. Vivimos un proceso de degradación del Estado enorme», se quejó el jefe de Estado.