Schiaretti pidió responsabilidad social durante la reapertura de actividades

568

«Es importante que se respete lo que dicen los protocolos: utilizar el barbijo, no viajar en transporte público, mantener el distanciamiento social, lavarse las manos», señaló el mandatario provincial.

El gobernador Juan Schiaretti pidió responsabilidad durante la etapa de reactivación de diferentes actividades que comenzó este lunes. Asimismo, adelantó que en los próximos días todas las industrias de Córdoba volverán a funcionar a medida que se desarrollen protocolos preventivos en el marco de la pandemia de coronavirus.

Le pido a los cordobeses, a los empresarios, a los trabajadores, a los cuentapropistas y a los profesionales, que respetemos los protocolos. Es lo que nos va a permitir consolidar la apertura de la cuarentena. Si entre todos nos cuidamos, más temprano que tarde volveremos a la normalidad. Es importante que se respete lo que dicen los protocolos: utilizar el barbijo, no viajar en transporte público, mantener el distanciamiento social, lavarse las manos o limpiarlas con alcohol”, afirmó el mandatario nacional durante su visita a las instalaciones de Sohipren S.A, empresa que se dedica a la producción de bombas hidráulicas y válvulas para maquinarias agrícolas y viales, y que recientemente comenzó a producir insumos de salud abasteciendo a Leistung.

 

En ese marco, agregó: “Esto demuestra que Córdoba va volviendo a la normalidad en su rama industrial, y seguramente en los próximos 7 o 10 días ya todas las industrias de Córdoba podrán estar trabajando, y eso es importante, que los cordobeses podamos volver a trabajar”.

Por su parte, el ministro de Industria, Comercio y Minería, Eduardo Accastello, también se refirió a la apertura de los sectores industriales: “A partir de esta decisión de avanzar con los protocolos, se van a incorporar 2.100 industrias en los próximos 10 días. Serán más de 30 mil cordobeses que tendrán la posibilidad de volver a sus puestos de trabajo”, afirmó.

También, explicó que la firma retomó la actividad con un grupo reducido de trabajadores que concurren a la fábrica y otros en modalidad home office.