El bono a cien años reabre grietas dentro del macrismo

601

En el canje de deuda en default virtual está incluido el bono Centenario, emitido por el entonces ministro de Finanzas Luis Caputo. Por las condiciones del bono se podría acelerar los pagos sólo en beneficio de los acreedores. Cuando se lanzó ese bono Página/12 advirtió acerca del riesgo de esa cláusula.

El bono a cien años, la operación considerada «la locura más grande» en el mundo financiero, despertó viejas internas en el macrismo. El ex presidente del Banco Central Federico Sturzenegger afirmó en un hilo de tuits en el que alerta la posibilidad de default que abre la letra chica del bono lanzado por el secretario de Finanzas Luis Caputo. Tal como había adelantado Página/12, esto se debe a una cláusula del bono que puede disparar la aceleración de pagos en caso de quererse reestructurar. Quien salió al cruce fue Santiago Busili, secretario de Finanzas del macrismo cuando Caputo pasó a reemplazar a Sturzenegger en el Central.

«Los bonos (el Centenario entre ellos) tienen una cláusula que dice que si hay default los acreedores pueden reclamar judicialmente ipso facto el capital y los intereses que se le deben a la fecha (aceleración)», tuiteó Sturzenegger. Según explicó en el hilo, el bono incluye una ‘Make Whole Clause’ (MWC), a la cual calificó como «inusual en deuda soberana». Esta cláusula «obliga al gobierno a pagar el principal y todos los intereses (hasta 2117) si en algún momento quisiera rescatarlo», escribió el economista .

«Nunca se explicó por qué este bono incluyó esta cláusula», mencionó Sturzenneger. En una nota en este diario del 17 de junio de 2017, el periodista Alfredo Zaiat daba una posible explicación: «es otro favor a los fondos elegidos que compraron el bono a 100 años porque a ellos nos les interesa el plazo, sino cobrar el flujo anual de intereses altísimos que les permite mostrar rentabilidades atractivas en sus carteras de inversión».

Según Sturzenegger, este escenario presenta un riesgo para la reestructuración de la deuda que negocia el ministro de Economía, Martín Guzmán, teniendo en cuenta otros casos que derivaron en litigios judiciales en los Estados Unidos. Bausili acusó a Sturzenegger de «alimentar confusión con un tema que no lo tiene». «Como te expliqué, es una cláusula estándar, a favor del país, que le da la opción de rescatar los títulos si quisiera. No genera derechos para los bonistas y menos un múltiplo en el potencial reclamo como se insinúa», le contestó por la red.