Se trata de un monto de $10.000 destinado a trabajadores informales independientes, monotributistas de las categorías A y B, y personal doméstico. Lo confirmaron los ministros de Economía, Martín Guzmán, y Trabajo, Claudio Moroni.

Los ministros de Economía, Martín Guzmán, y Trabajo, Claudio Moroni, anunciaron la creación del «Ingreso Familiar de Emergencia» que será de $10.000 en el marco de la crisis económica profundizada por el brote de coronavirus en el país.

«La semana pasada anunciamos medidas para proteger al trabajo y medidas de transferencia directas de ingresos. Hoy estamos completando esas medidas con la creación de un Ingreso Familiar de Emergencia», sostuvo el ministro Guzmán. «Lo que estamos haciendo es asegurarnos que todas las personas que viven en Argentina queden protegidas en esta situación de crisis», acotó.

Se trata de un pago único “pero que podría repetirse si la situación lo amerita”, precisó Moroni, y aclaró que el beneficio es compatible con la Asignación Universal por Hijo “porque entendemos que apuntan a cosas distintas. La AUH apunta a atender a los hijos menores, este ingreso a atender esta situación de pérdida de ingresos de la familia como consecuencia de la emergencia sanitaria”.

La medida paliativa abarcará a trabajadores informales independientes, monotributistas de las categorías A y B, y personal doméstico que en el último mes no hayan percibido ingresos de ningún tipo, no posean patrimonio de importancia ni renta financiera.

La contribución es compatible con el beneficio de la AUH, y es fundamental ser argentino y tener entre 18 y 60 años.

El pago se realizará en el mes de abril y abarcará a un universo de 3.600.000. El trámite para acceder a este beneficio se realizará a través de la Anses en un plazo de 10 a 15 días.