Nicky Caputo lo hizo de vuelta en 2019: se llevó millones con el gas de los argentinos

591

Distribuidora de Gas Cuyana S.A., concesionaria del servicio de gas natural en Mendoza, San Juan y San Luis a través de Ecogas, registró ganancias por $1.249.716.557,39 durante el año 2019, según su último balance financiero. Esto significa un avance del 4,1% en comparación con el resultado positivo que logró en 2018, que llegó a 1.198,2 millones de pesos

El detalle al 31 de diciembre muestra que el resultado neto del ejercicio equivale a casi el 15% de su patrimonio, declarado en $8.372 millones. Además, incrementó su capital en más de $4.854 millones en ese lapso, con aumentos de tarifa que sumaron 35% en abril y 8,1% en junio.

A la vez, trascendió que Cuyana, que a partir del 1 de junio pasado comenzó a emitir facturas mensualmente, arrastraría un rojo considerable en concepto de compras impagas de gas en boca de pozo, cuyo costo está dolarizado. El monto, por el momento, no pudo confirmarse, según publicó Sitio Andino.

Estos excelentes resultados contables de la compañía controlada por Central Puerto (uno de sus accionistas principales es Nicolás ‘Nicky’ Caputo, de íntimo vínculo personal con el ex presidente Mauricio Macri, y que también controla a la ex Centrales Térmicas Mendoza) se dieron en un año signado por los reclamos de sus clientes.

Sin contar las quejas formuladas por los usuarios a través del área de Atención al Cliente de la compañía, durante 2019 ingresaron al ente regulador alrededor de 650 denuncias contra Ecogas por distintos motivos. Alrededor de 1/4 parte corresponde a problemas de facturación o facturación irregular, mientras que el resto se reparte entre «mala atención» y «falta de respuesta».

Ya desde octubre Ecogas comenzó con los cortes de suministro a cuentas residenciales que mantenían importes sin cancelar protegidos por el recurso de amparo admitido por el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla en mayo de 2018, que justamente impedía efectuarlos a «grupos vulnerables» que no pudieran afrontar su costo, incluidos los beneficiarios de la tarifa social.

Al punto que, tras ratificarlo en 2019, el magistrado impuso multas de entre $1.000 y $100.000 por cortes «ilegítimos». No obstante, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, al desestimar la resolución de Ramos Padilla (a su vez apelada por varias asociaciones de defensa del consumidor), le dio luz verde al concesionario del servicio para que empezara con las suspensiones, cuyo número todavía en Mendoza no se conoce.

A principios de año, Caputo exigió al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, una revisión de las tarifas del gas natural ya que, aseguró, el 80 por ciento de sus ingresos se destinan a pagar sueldos y a sostener el mantenimiento de redes. Esto termina relegando los compromisos financieros y la expansión de la red de gas natural, arguyó la compañía del ‘amigo del alma’ de Macri.