Ya son cinco los muertos y hay 219 infectados por el coronavirus en Italia

570

El gobierno italiano confirmó este lunes una nueva víctima fatal por el Covid-19. La quinta persona fallecida es un hombre de 88 años, que residía en la región de Lombardía.

Desde este lunes permanecen cerradas las escuelas y universidades en cinco regiones italianas. – Foto: gentileza.

El gobierno italiano confirmó este domingo que ya son cinco las víctimas fatales por el coronavirus Covid-19, en tanto los infectados ascienden a 219.

«Hasta ahora hay 219 infectados, 167 de ellos en Lombardía, y cinco víctimas fatales«, informó el jefe de la Protección Civil italiana, Angelo Borrelli, en conferencia de prensa.

La quinta víctima es un hombre de 88 años, precisó Borrelli, también de la región Lombardía.

A primera hora se había informado que un hombre de 84 años que estaba internado en el hospital Papa Juan XXIII de la ciudad de Bérgamo y presentaba «otras patologías previas» se había convertido en la cuarta víctima.

En tanto, la región sureña de Basilicata informó que implementará la cuarentena domiciliaria obligatoria de 14 días para todas las personas que llegan desde las regiones del norte del país, como Lombardía o Veneto, según una disposición emitida por el presidente regional, Vito Bardi.

En el marco del aumento de casos de coronavirus, la comisionada Europea para la Salud, Stella Kyriakides, confirmó que el martes llegará a Italia una misión conjunta del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud.

Kyriakides agregó, citada por el diario Repubblica, que en los últimos días ha estado «en contacto regular» con el ministro de Salud italiano, Roberto Speranza, y que el gobierno de Roma tomó «todas las medidas necesarias» para rastrear la propagación del virus y prevenir nuevas infecciones.

Por la propagación de los contagios, desde este lunes permanecen cerradas las escuelas y universidades en las regiones de Piamonte, Veneto, Friuli Venezia Giulia, Trentino Alto Adige y Lombardía, donde además la Iglesia decidió suspender las misas.