Carrió se montó a las operaciones que buscan enfrentar a CFK con Alberto

662

Anunció que dejaba su lugar como diputada en marzo, pero ya tiene síntoma de abstinencia. Después de tomarse unas vacaciones que la alejaron de los escándalos mediáticos que tanto cultiva, Elisa Carrió volvió a ocupar su lugar en los medios adictos a su figura. Para ello, dio a conocer un comunicado donde considera que «estamos ante un claro golpe y atropello al Poder Judicial para garantizar impunidad».

En línea con las continuas operaciones que buscan mostrar enfrentados a Alberto Fernández con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, asegura que ella «erosiona la figura institucional del presidente» para quedarse «con todo».

“Estamos ante un claro golpe y un atropello al Poder Judicial para garantizar impunidad, lo que ratifica que Cristina Kirchner va por todo”, afirmó Carrió en un comunicado que firma junto al jefe del bloque de la Coalición Cívica en la Cámara de Diputados, Maximialiano Ferraro, y el resto del partido.

En el texto, los integrantes de la CC-ARI mencionaron las cuestiones que –a su criterio– implican un «golpe al Poder Judicial»: «Hablan de presos políticos, en lugar de hacerlo acerca de los políticos presos por delitos de corrupción; de lawfare; de eliminar la prisión preventiva para los casos de corrupción; destruyen el programa de protección de testigos; intentan intervenir el Poder Judicial de Jujuy».

“Cuando se va por todo, se va incluso por el Presidente”, afirmaron Carrió, Ferraro y los integrantes de la CC-ARI. Y, agregaron: “El accionar de la Vicepresidente erosiona la figura institucional del Presidente para que quede lastimada en su autoridad. Esto agrava y debilita las negociaciones sobre cuestiones fundamentales sobre el futuro de la Argentina”, en una insólita referencia a las negociaciones por la deuda «insostenible», en palabras del FMI, que dejó el gobierno de Mauricio Macri con el respaldo destacado de la propia Carrió.

Por último, anunciaron que la coalición «va a estar en el Congreso para denunciar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos amedrentamiento a testigos protegidos y para advertir estos golpes ante los organismos internacionales que corresponda, para que no gane la impunidad”.

Carrió tiene pendiente aclarar su participación en la construcción de operaciones judiciales en contra de los opositores que dejó al descubierto la investigación del juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla. Como aparece repetidas veces en el expediente, la dirigente de Juntos por el Cambio mantenía una relación con el principal acusado del caso Marcelo D’Alessio.