Así lo indicó la titular del organismo en declaraciones a la prensa. Asegura que los estatutos de la entidad no lo permiten.

La titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, aseguró ayer que no ofrecerá un recorte de su préstamo a Argentina, a pesar del pedido de la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

“Nuestra formulación legal es tal que no podemos tomar medidas que puedan ser posibles para otros sin esta gran responsabilidad global”, dijo Georgieva el domingo en una entrevista televisiva con Bloomberg TV.

La directora gerente del organismo de crédito, dijo además que entienden “la necesidad de analizar cuidadosamente la carga de la deuda”, pero que eso es un trabajo que corresponde al gobierno argentino y no al al FMI.

“El FMI continúa respaldando al Gobierno de Alberto Fernández en sus esfuerzos para reanudar el crecimiento económico. En términos generales, apoyamos mucho el compromiso de este Gobierno de estabilizar la economía y volver al crecimiento”, dijo Georgieva.

Las declaraciones se produjeron en momentos en que el Gobierno argentino continúa elaborando su oferta a los tenedores de bonos soberanos que incluiría una fuerte quita de capital para esos acreedores privados.

Mientras tanto, una misión técnica del FMI se encuentra en Buenos Aires hasta el miércoles para reunirse con funcionarios de Argentina y evaluar la sostenibilidad de la deuda del país. Las conversaciones con el FMI, al que Argentina debe 44.000 millones de dólares serán clave para una negociación aún mayor con los tenedores privados.

De acuerdo al cronograma que difundió el ministro de Economía, Martín Guzmán, en lo que queda de febrero el Gobierno debería iniciar un período de 10 días de consulta con los acreedores privados para terminar de definir una propuesta formal de reestructuración de su deuda.-